Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:00

Los Caballeros del Santo Sepulcro realizarán procesión tras dos años de pandemia

La pandemia de la COVID fue la causante de la interrupción de la tradicional actividad que hoy cumple 69 años.
Los Caballeros del Santo Sepulcro en una procesión. ARCHIVO
Los Caballeros del Santo Sepulcro en una procesión. ARCHIVO
Los Caballeros del Santo Sepulcro realizarán procesión tras dos años de pandemia

Los Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro salen en procesión tras dos años de pandemia y recorrerán las calles del centro de la ciudad hasta llegar a la Catedral de Cochabamba.

"A las 6 de la tarde vamos a salir de aquí, de la Compañía de Jesús, vamos a recorrer por diferentes calles de la ciudad para llegar a la catedral, el día viernes. El día sábado tenemos otro recorrido a las 6 de la mañana de la Catedral a la Compañía de Jesús", manifestó el presidente de los Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro, Óscar Rocha.

Son 28 Caballeros quienes tendrán la misión de trasladar el Santo Sepulcro desde la calle General Achá y la esquina de la plaza Principal. Posteriormente, se dirigirán hacía la calle Baptista y caminarán hasta llegar a la avenida Heroínas, la avenida Ayacucho, la calle Jordán, la calle San Martín y luego, tras pasar nuevamente por la avenida que cruza todo el centro cochabambino, ingresarán por la calle España hacia la catedral.

En la actividad se prevé la participación del alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, y del gobernador, Humberto Sánchez.

La actividad solía reunir a otras instituciones y colegios del municipio, sin embargo, debido a las medidas de prevención frente a la COVID solo los Caballeros y autoridades participarán del acto.

SANTO SEPULCRO

Su historia se remonta a una fecha en la que Simón I. Patiño quedó impactado, en uno de sus viajes a Europa, con una imagen de Cristo bajado de la cruz. Junto a su esposa encargó en Francia la fabricación de dos imágenes similares, una para su hacienda en Pairumani y otra para el Palacio Portales. 

La primera imagen fue labrada en una ciudad cercana a París por escultores famosos de la época, quienes recomendaron que en su creación intervengan además mujeres artesanas ciegas, hijas de la Revolución Francesa.

La imagen llegó a finales de los años 30. En principio, su destino debía ser un mausoleo en Pairumani, construido para albergar esta joya religiosa. Sin embargo, el espacio quedó pequeño y, por ello, lo trasladaron al Palacio Portales, que aún estaba en plena construcción.

Luego, por decisión de Albina Rodríguez, esposa de Patiño, la imagen fue donada al templo de la Compañía para su resguardo con la intención de acrecentar la fe religiosa de los cochabambinos.

La otra imagen encargada por los esposos Patiño también debía llegar a Bolivia, pero se quedó en Francia debido a que, en un acto público, las autoridades de ese país, les pidieron que la donaran para fomentar la espiritualidad. Y así lo hicieron.

La urna donde se encuentra la imagen del Señor del Santo Sepulcro es considerada como una obra de arte sacro, ya que está recubierta en pan de oro y fue construida con mármol de la India.