Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:03

Bomberos voluntarios piden seguro de vida e indumentaria para sofocar incendios

Algunos rescatistas cuentan con un seguro que pagan ellos, lo que limita su cobertura. Recomiendan prepararse al menos ocho meses a los nuevos integrantes. 
Rescatistas de GEOS en labor de sofocar un incendio. CORTESÍA GEOS.
Rescatistas de GEOS en labor de sofocar un incendio. CORTESÍA GEOS.
Bomberos voluntarios piden seguro de vida e indumentaria para sofocar incendios

La situación de los bomberos voluntarios en Cochabamba es crítica. La falta de apoyo y protección es el común denominador en todos los grupos de salvamento. 

Ante esta realidad, uno de los principales pedidos es el seguro de vida para los rescatistas y la indumentaria necesaria para sofocar incendios. 

“Sería ideal que, a través de las instituciones públicas y el Estado, se pueda agilizar el tema del seguro para los bomberos voluntarios que están en primera línea”, indicó Carlos Azcárraga, líder fundador del grupo de rescate GEOS.  

La anterior semana, se lamentó el deceso de Ruth Orellana, una voluntaria que combatía las llamas en un incendio de Melga, Sacaba. Esto puso en el foco la situación de precariedad que enfrentan los rescatistas.

“No sabemos el riesgo en el que nos estamos metiendo porque cada situación es diferente. Por más capacitados que estemos, siempre puede pasar algo”, aseguró Azcárraga.  

El voluntario señaló que los integrantes de su grupo cuentan con un seguro de vida que es cubierto por su propia cuenta, pagan un costo de 35 dólares anuales. “Pero, a veces, es un costo muy elevado para algunos. El voluntario no tiene dinero de dónde sacar, entonces, por eso hacemos campañas y otras cosas para cubrir esos costos”, afirmó. 

Asimismo, entre las cosas que más necesitan son botas, trajes de protección y combustible para desplazarse hasta el lugar del incendio. 

Aquellas personas que quieran sumarse al grupo de rescate deben cumplir, primero, una serie de capacitaciones. “Les digo que siempre estén animados a unirse a esta vida bonita y triste a la vez. Bonita porque nos permite aprender mucho y triste porque las emergencias pueden llegar a circunstancias graves”, dijo Azcárraga.   

GEOS cuenta con 75 voluntarios en Cochabamba y 25 en La Paz. Reciben integrantes nuevos cada medio año, quienes pasan una capacitación inicial de ocho meses en los que llevan siete materias. Sin embargo, la formación es continua y tienen instrucción cada semana. Las emergencias que atienden varían según la experticia del rescatista.