Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 19:41

Bolivia ocupa el quinto lugar en muertes de gestantes con COVID

54 embarazadas bolivianas fallecieron desde el brote de coronavirus. Los cuatro primeros lugares en el continente son ocupados por Brasil, México, Colombia y Perú.
Una mujer embarazada sale del Maternológico de Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Una mujer embarazada sale del Maternológico de Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Bolivia ocupa el quinto lugar en muertes de gestantes con COVID

El fallecimiento de una mujer embarazada duele el doble porque en un solo trance se desvanecen dos vidas, dos corazones dejan de latir. A Claudina C. B. le faltaban tres meses para tener en sus brazos a su bebé. Juntos ya habían resistido más de media gestación bajo una amenaza de muerte hecha por un “adversario invisible” -el coronavirus-. La advertencia terminó consumándose el mes pasado.

A los seis meses de embarazo, Claudina se infectó con coronavirus y murieron ambos. Ella es una entre 25 gestantes bolivianas cuya vida fue cobrada por la COVID-19.

Con esa cifra, Bolivia se constituye en el quinto país de Latinoamérica donde más embarazadas perecieron a causa del coronavirus, de acuerdo con información publicada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

A Claudina y su bebé les tocó morir lejos de casa, al interior de un bus interdepartamental y ante la mirada de sus hermanos que la acompañaban en su viaje hacia Llallagua (Potosí).

En el trayecto, tenía fiebre, dolor de cabeza y complicaciones respiratorias, síntomas característicos de COVID-19.

El personal del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Oruro llegó hasta su lecho de muerte, un angosto asiento personal dentro del bus, y confirmó la infección.

En un listado en el que aparecen 17 países de la región, los cuatro primeros lugares en muertes de gestantes con coronavirus son ocupados por Brasil, con 252 fallecimientos; México, con 221; Perú, con 76; y Colombia con 54. El quinto puesto es de Bolivia.

Llama la atención que las cifras de decesos de embarazadas son más bajas en países con mayor cantidad poblacional que la boliviana, como Chile, donde solo se reportó un deceso desde el brote del virus. Esa nación vecina casi duplica a Bolivia en número de habitantes.

En total, en todo el continente 734 mujeres y sus bebés murieron a causa del virus.

CONTAGIOS

La OPS también emitió las cifras de embarazadas latinoamericanas que dieron positivo a COVID-19. Perú está en el puesto uno, con 40.648 casos; le sigue México, con 10.188; Argentina, con 8.222; Chile, con 7.998; y Colombia, con 6.245.

Por lo que dicen las cifras, todas esas naciones tuvieron una mejor respuesta frente a los contagios de embarazadas que Bolivia. Por ejemplo, de las 40.648 mujeres gestantes de Perú que se infectaron, solo 0.18% falleció; sucedió lo propio en México, donde solo el 2.1% murió; pero, en el Estado boliviano ocurrió todo lo contrario, el índice de mortalidad es elevado.

De acuerdo con la OPS, en lo que va de la pandemia, 891 mujeres en estado de gestación tuvieron COVID-19 en Bolivia y 3% falleció. Es decir, de cada 100 bolivianas encinta que se infectan, al menos tres están destinadas a perecer.

MÁS INFORMACIÓN

Estas cifras que registra Bolivia responde a múltiples factores. Uno de ellos quizá sea el aumento de partos fuera de establecimientos de salud.