Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

Bioplanta argentina envía moscas mediterráneas a Cochabamba

Plantaciones de duraznos en el Valle Alto de Cochabamba. ARCHIVO
Plantaciones de duraznos en el Valle Alto de Cochabamba. ARCHIVO
Bioplanta argentina envía moscas mediterráneas a Cochabamba

La Bioplanta Santa Rosa del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), en Argentina, produce moscas mediterráneas para Cochabamba. En marzo de esta gestión, ese país inició la exportación de moscas estériles de “Ceratitis Capitata” a Bolivia y Chile, para ser usadas en el control de la mosca de la fruta en el Valle Alto de Cochabamba, de acuerdo con información del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de ese país.

“La Argentina proveerá a Bolivia de moscas del mediterráneo, estériles, para el control de la plaga en el departamento de Cochabamba, situado en la zona centro del país, con presencia de producciones de durazno, papaya, chirimoya, manzana y cítricos”, señala documentación oficial.

Ese país habría ganado la licitación que hizo el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Esta técnica consiste en la cría y liberación masiva de moscas macho estériles, que al copular con las hembras silvestres no dejan descendencia. De esta manera, se interrumpe el ciclo de vida de la especie. De acuerdo con una Rendición de Cuentas de la gestión pasada de Senasag, en 2020 se liberaron 162.000.000 Moscas Estériles del género Ceratitis Capitata en Valle alto de Cochabamba.