Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 20:29

Basura se acumula en las calles tras largo fin de semana

Vecinos de algunos barrios de la zona oeste dejan desechos domiciliarios en las esquinas.
 
BASURA
BASURA
Basura se acumula en las calles tras largo fin de semana

La basura se volvió a acumular en diferentes calles del municipio de Cochabamba, especialmente en barrios de la zona oeste, según pudo verificar este medio de comunicación.

Vecinos del sector de Villa Granado, de la avenida Juan Pablo II  y de la avenida Capitán Víctor Ustáriz volvieron a dejar sus desechos domiciliarios en las vías públicas, formando promontorios de basura que desprenden olores nauseabundos.

En Villa Granado existen tres lugares llenos de basura, según la denuncia de un vecino, "solo en la avenida Villavicencio".

La acumulación de basura se puede evidenciar también en la avenida Juan Pablo II, en la zona del Seminario, y en diferentes puntos de la avenida Capitán Víctor Ustáriz.

En el kilómetro seis de la Víctor Ustáriz, donde EMSA tiene dos contenedores, el panorama es más crítico. La basura no solo ha rebalsado de los contenedores, sino también se encuentra en la calle, una parte sobre el asfalto.

Vecinos del municipio de Cochabamba y de otros aledaños como Colcapirhua y Tiquipaya llegan hasta este punto con grandes bolsas de basura y, en algunos casos, vacían  los desechos desde camionetas.

La basura que es llevada en camionetas es, según un seguimiento que hizo este medio, recogida de condominios por personas que se dedican a este trabajo y depositada en este punto de la avenida Capitán Víctor Ustáriz.

La persona responsable de EMSA que se encuentra en este punto específico señaló que cuando reclama a las personas que depositan grandes cantidades de desechos, estas reaccionan "en forma prepotente" y le gritan que pagan sus impuestos y, por lo tanto, tienen derecho a hacerlo.

Antonio García, un vecino del kilómetro cinco de la Víctor Ustáriz señaló que "lamentablemente, personas inescrupulosas se han acostumbrado a dejar sus desechos en la jardinera, cerca del semáforo, lo que que da un mal aspecto al lugar.