Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:33

Balsas milenarias de Copacabana en la Angostura, un atractivo turístico en emergencia por bajo nivel de agua

Ante la poca precipitación pluvial en la represa de la Angostura, diversos negocios turísticos y familias dependientes del riego de la zona se han visto severamente afectados.
Una balsa de totora fabricada en Copacabana flota en la represa de la Angostura. Dico Solís
Una balsa de totora fabricada en Copacabana flota en la represa de la Angostura. Dico Solís
Balsas milenarias de Copacabana en la Angostura, un atractivo turístico en emergencia por bajo nivel de agua

Dos balsas milenarias de totora, provenientes de Copacabana, flotan en la represa de la Angostura sin la posibilidad de navegar libremente por el bajo nivel de agua que afecta al turismo y al riego de la zona.

El propietario del local Las Cabañitas de la Angostura fue quien trajo estas balsas junto a otros muebles y adornos desde las tierras de Copacabana con el objetivo de impulsar el turismo en la zona. Lastimosamente, el bajo nivel de agua en el lago arruinó sus planes y actualmente las balsas no pueden navegar libremente.

“Estas balsas son parte de la cultura milenaria, se las realiza en la provincia Manco Kápac en La Paz. Lastimosamente el bajo nivel de agua está causando que las balsas estén sobre el lodo, este último hace que el material de la balsa se pudra”, explica Esteban, dueño de Las Cabañitas.

Inicialmente existían tres balsas en el lugar, una de ellas ya sufrió las consecuencias del bajo nivel de agua y se pudrió una vez que tuvo contacto con el lodo que empieza a amenazar el lago.

A pesar del contexto, las balsas ofrecen un paisaje pintoresco en la zona y es motivo de visita para los ciudadanos. La producción de OPINIÓN tuvo la oportunidad de visitar el lugar y de presenciar el maravilloso paisaje desde el interior de las balsas.

SOLUCIONES

Ante la problemática, la Gobernación coordinó una reunión interinstitucional con los Ministerios de Defensa, de Medio Ambiente y Agua, de Desarrollo Productivo y Economía Plural y de Desarrollo Rural y Tierras, además de los municipios afectados y sectores agrarios para tratar soluciones alternas al problema de la falta de agua en la represa de la Angostura.

 “Producto de la poca precipitación pluvial que existió en esta gestión, no ha llenado el vaso de la laguna de la Angostura que va a desenfocar en la falta de agua para riego, principalmente en el Valle Bajo, pero también en la misma laguna donde existen actividades turísticas”, manifestó el secretario de los Derechos de la Madre Tierra, Edver Flores.

Se tiene previsto que el encuentro se lleve a cabo esta semana.