Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 16:54

ENFRENTAMIENTOS DEJARON 9 MUERTOS HACE UNA SEMANA

Balas usadas en Huayllani son de calibre 5.56 y 38

La Fiscalía recibió los resultados del peritaje balístico y espera que la Policía y el Ejército informen el tipo de armamento que tenían ese día.
Miembros de las fuerzas de seguridad, en medio del enfrentamiento, en Huayllani. DICO SOLÍS
Miembros de las fuerzas de seguridad, en medio del enfrentamiento, en Huayllani. DICO SOLÍS
Balas usadas en Huayllani son de calibre 5.56 y 38

Dos balas hallaron los médicos forenses en el cuerpo de un herido y uno de los 9 fallecidos de los enfrentamientos del pasado viernes en el puente de Huayllani (Sacaba) entre las fuerzas de seguridad y productores de coca. Después del peritaje balístico, se determinó que el calibre de los proyectiles es 5.56 y 38 milímetros, que corresponde a armas de fuego largas. 

El Ministerio Público lleva adelante dos investigaciones por estos hechos. La primera por el delito de homicidio, en contra de autor o autores, y la segunda por lesiones graves y leves. 

Según el fiscal Richard Villaca, se emitió requerimientos fiscales a la Policía y Fuerzas Armadas (FFAA) para que informen del tipo de armamento utilizado el día de los enfrentamientos.

La autopsia médico forense determinó que ocho de los nueve cuerpos tenían orificio de entrada y salida de proyectil de arma de fuego. Fueron disparos certeros al pecho y la cabeza.

Fuentes policiales y militares explicaron que el calibre 5.56 pertenece a un arma moderna después de la FAL. Los primeros solo la utilizan para las tareas de interdicción del narcotráfico, es decir, en Umopar, y los segundos tienen en su dotación normal la FAL 7.62, no así este calibre. Con relación al calibre 38, recuerdan que era un arma de dotación regular hasta hace 20 años, pero quedó desfasado. Actualmente, ni la Policía ni el Ejército lo tienen, aseguraron.

Villaca recordó que se encontró en poder de los cocaleros aprehendidos un fusil mauser cuyas vainas son sometidas a un estudio para determinar el calibre.  

FRENO EN AVANCE El fiscal Richard Villaca, que forma parte del equipo de los investigadores de este caso, dijo que está a la espera de realizar una planimetría en el lugar de los hechos y los exámenes forenses a los heridos del hospital México, de Sacaba, pero no tienen las garantías para hacerlo por la convulsión social que existe y el rechazo de algunas personas. También queda pendiente, dijo, el envío de las muestras de residuos de las manos de las víctimas para la prueba de absorción atómica, que ayudará a determinar si usaron algún arma o explosivo ese día.