Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:23

Autoridades buscan espacio para hemodiálisis de niños

Sin embargo, la solución pasa por la construcción de un nuevo Hospital del Niño. Los médicos tienen la esperanza de que esto ocurra en 2021.

Los niños con insuficiencia realizan diálisis en el servicio de Nefrología y Hemodiálisis del Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel. DICO SOLÍS
Los niños con insuficiencia realizan diálisis en el servicio de Nefrología y Hemodiálisis del Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel. DICO SOLÍS
Autoridades buscan espacio para hemodiálisis de niños

Una pequeña esquina del actual Maternológico de Cochabamba, en la avenida Aniceto Arce, es el área de Nefrología y Hemodiálisis del Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel. Ahí atienden a 13 niños con insuficiencia renal, quienes cumplen sesiones tres veces por semana. Los únicos cuatro equipos son utilizados en turnos de la mañana y la tarde de lunes a sábado.

El espacio es pequeño. Son necesarios más equipos y también personal especializado. Los médicos ya iniciaron gestiones para lograr mejores ambientes.

El secretario de Desarrollo Humano de la Gobernación, Carlos Solá, explicó que con el crecimiento poblacional son necesarios espacios más adecuados, e informó este martes que una salida ante esta situación es el traslado del servicio de hemodiálisis para los niños a otro lugar.

“Estamos analizando, a través de una reunión técnica con el complejo hospitalario, cuál es la alternativa para darle mayor comodidad. Estamos inspeccionando algunos ambientes, con la finalidad de realizar algún posible traslado. También estamos coordinando con el municipio, dependerá de eso”, sostuvo.

En la actualidad, las cuatro camillas en las que atienden a los pequeños; están dos lado a lado y dos en frente. En la sala de poco espacio hay una ventana que no da vista al exterior, sino a un depósito. Mientras unos niños dializan, otros esperan afuera con sus papás, casi a la intemperie en sillas que ocupan el único espacio de pasillo que queda al ingreso, muy cerca del tanque de agua y al lado de la construcción abandonada de lo que debía ser el nuevo Hospital del Niño.

Sin embargo, el problema de espacio es parte de un conflicto general, cuya solución pasa por construir un nuevo hospital infantil. En la actualidad, el Materno y el Hospital del Niño comparten los mismos ambientes. Solá enfatizó que la Gobernación realiza gestiones con la (Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM). 

“Ya se tiene el terreno, lo que falta es el proyecto a diseño final y presupuesto; con ello ya tendríamos la solución”, sostuvo.

Las alternativas para construir con un lugar en el kilómetro seis y medio de la avenida Capitán Víctor Ustariz y un predio en el Hospital del Norte, que analizan con la Alcaldía.

El director del Hospital del Niño Manuel Ascencio Villarroel, Miguel Saenz, resaltó que la capacidad para los niños en este centro médico “siempre ha sido limitada”.

Informó que, en los cinco años recientes, se aumentó la cantidad de médicos especialistas y subespecialistas.

“Entonces, tenemos una oferta de tratamiento médico mucho mayor cada vez y esto hace que exista mayor demanda”, dijo, y acotó que también se amplió la atención con el servicio de Endocrinología, la unidad de Nefrología y Hemodiálisis y que incrementó también el número de niños en Emergencias y Quirófano.

“Sin embargo, la infraestructura no ha crecido”, reiteró enfatizando el acercamiento con las autoridades para cambiar esa situación.

Cochabamba es el único departamento del eje central del país que no cuenta con hospital independiente y construido bajo las especificaciones y normas para niños. Esperan poder tener una solución en 2021.

La gobernadora, Esther Soria, recordó que a la institución departamental le compete resolver los asuntes relacionados con el hospital de tercer nivel.

Solá manifestó, por otro lado, que ya se hará la construcción de una unidad de radioterapia para los pacientes oncológicos.