Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:46

Asociación Tunari afirma que Gobierno debe Bs 8 millones de interés por facturas impagas del tren

Imagen de archivo de obras en el tren metropolitano. DICO SOLÍS
Imagen de archivo de obras en el tren metropolitano. DICO SOLÍS
Asociación Tunari afirma que Gobierno debe Bs 8 millones de interés por facturas impagas del tren

El Gobierno debe dos facturas por el tren metropolitano que suman 250 millones de bolivianos, pendientes desde septiembre de 2019, y otros 8 millones por concepto de intereses, establecidos según contrato ante el incumplimiento del pago, informó el gerente de la Asociación Accidental Tunari (AAT), Domingo García. En tanto, la obra quedó paralizada a dos tercios de su avance.

El ejecutivo explicó que la deuda es por una factura de septiembre y octubre y la otra por octubre y noviembre de 2019. El interés se va incrementado día que pasa, de acuerdo a las penalidades establecidas en el contrato. El Gobierno, dijo, aseguró que iba a pagar en enero, después en febrero y luego en marzo. Se decretó emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus y todo quedó congelado. Con el inicio de la cuarentena dinámica, la nueva fecha de pago fue fijada para el 29 de junio, pero tampoco se cumplió.

Sobre la obra, señaló que lo único que la contratista pudo hacer durante la cuarentena dinámica fue labores de conservación para evitar el deterioro en algunos frentes. Con la cuarentena rígida, toda actividad quedó nuevamente paralizada. El proyecto suspendió su avance en todo lo que va del año.

La AAT ofreció al Gobierno financiar la conclusión del proyecto con 300 millones de dólares. La propuesta fue enviada por escrito hace un mes y el 19 de junio hubo una videoconferencia para abordar el tema. Los términos del planteamiento fueron enviados por escrito la semana. Aún no hubo respuesta.

El proyecto incluye tres líneas (roja, amarilla y verde). La oposición de vecinos y transportistas al trazo de la línea amarilla fue lo que ocasionó severos retrasos. Se presentaron ocho opciones, pero ninguna logró consenso y aceptación. Incluso, el Gobierno puso en duda la continuidad de la obra ante la oposición de instituciones de la sociedad civil expresada en foros regionales.

El costo total del tren metropolitano es de 447 millones de dólares, con recursos del Tesoro General del Estado, y la construcción comenzó en agosto de 2017.