Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 11:49

Asambleístas tienen impunidad a falta de Reglamento de Ética

Actos cuestionables quedan sin sanción desde hace 10 años, porque no existe Comisión de Ética en el legislativo departamental.

Los asambleístas departamentales de Cochabamba durante una sesión anterior. ALD
Los asambleístas departamentales de Cochabamba durante una sesión anterior. ALD
Asambleístas tienen impunidad a falta de Reglamento de Ética

Los asambleístas departamentales de Cochabamba gozan de una especie de impunidad debido a la falta de una Comisión y un Reglamento de Ética.

Casos cuestionables, como denuncias de acoso, agresiones, faltas al interior de la institución pública y otros quedaron sin sanción debido a la falta de esta normativa. Los procesos penales y civiles se resuelven en instancias judiciales, pero los administrativos deberían tratarse en la institución.

El proyecto de Reglamento de Ética de la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba, a cargo de la Comisión Primera de Desarrollo Institucional Administrativo y de Transparencia, debía tratarse este jueves. Pero, el tema seguirá pendiente.

La asambleísta del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) Lineth Villarroel cuestionó que la Asamblea “nunca haya tenido Reglamento de Ética, es la segunda gestión”. Antes, en la estructura departamental había consejeros; desde el año 2010 están los asambleístas departamentales, y desde entonces, hace más de 10 años, no existe Comisión de Ética.

“Los asambleístas hemos gozado de impunidad administrativa, por así decirlo, dentro de la Asamblea”, observó.

LOS PROYECTOS

La bancada mayoritaria en la Asamblea es del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP).

En la gestión vigente, se presentaron al menos cuatro proyectos en torno al tema, tres del MAS-IPSP y uno de oposición.

Villarroel recordó que junto al asambleísta también opositor Freddy Gonzales plantearon uno desde que iniciaron como asambleístas. “Hemos presentado a las directivas, a las bancadas; siempre nos decían que la Comisión Primera ya estaba haciendo el Reglamento y que se iba a aprobar”.

El tema volvió a colocarse en la agenda para este jueves. Son embargo, fue nuevamente aplazado.

Por fuentes de la Asamblea, se conoció que el proyecto de Reglamento de Ética incluye tres títulos y tres capítulos entre disposiciones generales, marco legal, derechos, deberes e impedimentos, régimen disciplinario, faltas, sanciones, comisión de ética y procedimiento y sesiones de la comisión de ética. Son 36 artículos y dos disposiciones finales.

El informe fue aprobado este mes por la Comisión Primera.

El objetivo del Reglamento es normar la conducta de los asambleístas departamentales y establecer los principios, valores éticos, deberes, prohibiciones, faltas, sanciones y procedimientos disciplinarios que rigen en el ejercicio de sus atribuciones.

El documento se trabaja desde 2016. Sin embargo, en 2017, 2018 y 2019 no hubo avances debido a observaciones técnicas y legales.

Entre 2019 y 2020, el presidente de la Asamblea, René Rocabado, con los informes de la comisión a cargo del tema, lo puso en agenda.

DENUNCIAS

Entre la actual y la anterior gestión, se sumó una serie de denuncias, incluidos choques de vehículos oficiales conducidos por personas supuestamente en estado de ebriedad, uso indebido de bienes del Estado, como en una polémica q’oa con consumo de bebidas alcohólicas, y otros.

“En nuestra gestión hemos tenido asambleístas denunciados por incumplir asistencia familiar, acoso sexual, han tomado (bebidas alcohólicas) en la Asamblea, se han agarrado a golpes, ha habido insultos dentro de la Asamblea. Ha sido una barbaridad, y todas esas cosas quedan en la impunidad”, recordó Villarroel.

Entre los temas que nunca se trataron y menos llegaron a sanciones están una denuncia de abuso sexual y político, tema que llegó a instancias judiciales; un asambleísta vinculado con la estafa del Fondo Indígena, quien habría recibido dinero en su cuenta hace años; enfrentamientos entre masistas y opositores en una sesión y en presencia de un ministro; amenazas en plena sesión; y otra pelea en una sesión de honor.

Villarroel explicó que el Reglamento de la Asamblea determina que el pleno tiene la tuición de sancionar este tipo de actos poniéndolos en manos de la Comisión de Ética. Pero, al no existir, no se ejecutan las sanciones.

APUNTES:

Concejo Municipal

El ente legislativo en el municipio es el Concejo Municipal. En el caso de Cochabamba, la Comisión de Ética emitió sanciones, durante la actual gestión, en contra de concejales con suspensiones de hasta 30 días sin goce de haberes, al igual que lo hicieron con el Alcalde Titular, quien actualmente cumple esa determinación. En la Asamblea cochabambina no es posible.

Los asambleístas

La Asamblea Departamental de Cochabamba. Está conformada por 34 legisladores, de los cuales, la mayoría pertenece al Movimiento Al Socialismo (MAS) y pocos son del Movimiento Demócrata Social (Demócratas) y de Unidos por Cochabamba (Único).

Reglamento

En el reglamento se deben especificar las acciones que deben cumplir los asambleístas y qué sanciones tienen si cometen actos leves, graves, muy graves y gravísimos.

En el eje troncal

La Asamblea cochabambina es la única del eje troncal del país sin reglamento de ética. En La Paz y Santa Cruz la situación es diferente.