Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 16:51

Asambleísta Orellana: El SEDES se ha convertido en botín político del Gobierno central

La autoridad legislativa asegura que Jeanine Áñez pretende administrar y acomodar a sus correligionarios en los 300 ítems que los tiene listos desde hace dos semanas. Señala también que están en curso 1.000 adicionales con recursos del BID. 
Mario Orellana, miembro de la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba.
Mario Orellana, miembro de la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba.
Asambleísta Orellana: El SEDES se ha convertido en botín político del Gobierno central

El asambleísta y miembro de la directiva de la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba. ALDC, Mario Orellana denunció que el Gobierno central intenta tomar como botín político el Servicio Departamental de Salud, SEDES. 

“Hace dos semanas que ya tiene 300 ítems para Cochabamba y ahora sabemos que hay 1.000 más financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo denominados COVID-19. Quieren administrar esos recursos desde el Gobierno y no permitir que el Gobierno Autónomo.

Departamental de Cochabamba lo haga porque es contrario, políticamente, a la Presidenta”. 
Orellana aclaró que desde la Asamblea habían advertido que existían deficiencias y muchas observaciones al actual director del SEDES y le habían pedido a la gobernadora Esther Soria, que  proceda a la sustitución del director.

“Ese pedido no ha sido atendido. Pero al margen, esas deficiencias no justifican la intervención del Gobierno Autónomo Departamental. El SEDES es parte del gobierno departamental, por tanto la infraestructura, dependencias y el personal son manejados por la Gobernación”.

Consideró que tanto la intervención, como el nombramiento de un nuevo director interino del Gobierno son improvisados, demagógicos y buscan acomodar a gente del Gobierno en los ítems que se han dispuesto.

“Hemos advertido que el manejo del personal es un botín político. El Gobierno tiene listos los 300 ítems que tenía listos y debía entregar hace más de dos semanas, pero no le ha dado la gana de hacer efectiva, porque el SEDES está en manos de un partido opositor. Seguramente quiere colocar a sus correligionarios. 

Además, están en curso más de 1.000 ítems COVID-19 con financiamiento del BID y también se quieren hace cargo de esos espacios. Si es así, deberían decirlo y no hacernos creen que debido a supuestas irregularidades ahora va mejorar la situación con un nuevo director”.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad