Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:27

Arrestan a Valerio Queso por ocupación ilegal de tierras

Arrestan a Valerio Queso por ocupación ilegal de tierras
La Paz/EFE



El dirigente aimara Valerio Queso, el doble cinematográfico del presidente boliviano Evo Morales en el filme "Evo Pueblo", fue detenido por la fiscalía de la ciudad oriental de Santa Cruz acusado de ocupación ilegal de tierras, robo y extorsión.

Una fuente del Ministerio Público confirmó a Efe que fue arrestado tras declarar ante el fiscal Oscar Flores, que investiga varias denuncias contra el también líder del llamado "Movimiento Sin Techo" (MST).

Un fiscal dijo a los medios cruceños que Queso está acusado de asociación delictiva, robo, allanamiento y extorsión. El dirigente aimara será trasladado mañana (hoy) ante un juez de medidas cautelares en la Corte de Justicia de Santa Cruz, que definirá si es recluido en un penal o liberado.

Antes de comparecer ante el fiscal Flores, Queso declaró en su defensa que el MST compró y ocupó tierras legalmente y rechazó las denuncias en sentido de que su actuación era ilegal.

Señaló que en Santa Cruz existía una gran cantidad de terrenos y convocó a los "dueños solidarios" a negociar con el MST sobre esas tierras para apoyar los planes de vivienda del sector.

De hecho, una persona confirmó a la prensa cruceña que alcanzó un acuerdo con el MST para venderles terrenos que, sin embargo, ya habían sido ocupados por la fuerza a fines de enero pasado.



Las tomas



Queso, quien interpretó a Morales en la película "Evo Pueblo" (2007), ha liderado la toma de tierras en las afueras de Santa Cruz y en la ciudad de El Alto, donde estuvo a punto de ser linchado por los vecinos afectados.

Hasta que apareció en el filme dedicado al Presidente boliviano, era un dirigente desconocido de una localidad campesina en la región oriental de Santa Cruz, desde donde emigró a La Paz para promover la ocupación de tierras con el MST.

El gobierno de Morales ha aclarado que Queso no tiene relación con el Ejecutivo, no cuenta con su protección, ni es militante del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), pero ha pedido a la Fiscalía frenar sus acciones.