Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:38

Arquitectos plantean tramo aéreo para la línea amarilla del tren metropolitano

Presentación de propuesta en el Colegio de Arquitectos. BETTY CONDORI
Presentación de propuesta en el Colegio de Arquitectos. BETTY CONDORI
Arquitectos plantean tramo aéreo para la línea amarilla del tren metropolitano

Profesionales arquitectos de cuatro organizaciones e instituciones plantearon una propuesta de trazado que respeta el nivel del piso hasta el puente Huayna Kapac, lugar donde se empieza a elevar el tramo para continuar fuera del lecho del río Rocha y de forma elevada en paralelo al muro de contención del río, hasta un poco más allá del puente y distribuidor Muyurina, y de ahí continuar al nivel del piso.

La propuesta socializada hoy empezaría a ser elevada desde el puente Huayna Kapac recorriendo la ruta por todo el río, pasando por los puentes Quillacollo, Cobija, Cala Cala, Antezana, Recoleta y distribuidor Muyurina.

El Colegio de Arquitectos de Cochabamba, la Sociedad de Estudios Tecnológicos, la Sociedad de Estudios Urbanos y Regionales junto a la Facultad de Arquitectura y Ciencias del Hábitat de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) hicieron pública la propuesta técnica a la línea amarilla del tren metropolitano.

El arquitecto Rory Ayaviri Iriarte, de la UMSS, señaló las ventajas de utilizar el espacio aéreo para habilitar la línea amarilla, tal como sucede con el tren eléctrico en Medellín, Colombia. No ingresa a centro de la ciudad, no disminuye la capacidad vial urbana, no exige cambios de sentido de vías, no requiere la remoción de redes de servicios ni de vegetación de manera improvisada.
La ruta planteada minimiza las afectaciones y procura ante todo la preservación ambiental del río, reconoce el tren metropolitano como un transporte masivo esencial para el desarrollo de la región, conector de los centros urbanos y sus periferias. Permite hace viable un sistema de transporte metropolitano público que beneficiará a todos los habitantes en igualdad de condiciones como un “derecho social fundamental”.

Los expositores aclararon que esta propuesta es una alternativa viable frente al inmediatismo y el cálculo político con los que se aborda los temas urbanos.