Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de enero de 2020
  • Actualizado 18:38

Arquitecto plantea sustituir la línea amarilla del tren por un teleférico

Vías de la línea roja, por donde pasará el tren. AYAR WARI
Vías de la línea roja, por donde pasará el tren. AYAR WARI
Arquitecto plantea sustituir la línea amarilla del tren por un teleférico

Jhonny Antezana, exexdirector de Planificación de la Alcaldía durante el Gobierno municipal de Manfred Reyes Villa,  presentó una propuesta para sustituir por un teleférico la polémica y resistida línea amarilla del tren metropolitano.

La propuesta ya fue planteada de manera formal al Alcalde Municipal como  al coordinador general de la Unidad Técnica de Ferrocarriles de las que, dijo, recibió respuestas evasivas. 

Hoy en la noche se realizará un foro con presencia del Ministerio de Obras Públicas e instituciones que están involucradas con el desarrollo urbano de la ciudad, además de la Asociación Accidental Tunari que se adjudicó el proyecto del tren metropolitano.

Antezana explicó que reemplazar la línea amarilla del tren por un teleférico (tipo tren por cable como en Medellín, Colombia) tendría menores impactos ambientales y urbanísticos, y se aprovecharía más adecuadamente las nuevas tecnologías.

La propuesta es trabajar sobre el mismo trazo de la línea amarilla, así como utilizar las mismas estaciones previstas para el tren. “Las cabinas con el cableado estarían a 12 metros de altura”.

Se trabajaría sobre el muro sur y sur este del río Rocha. “Teniendo como punto de transferencia o intercambio de modalidad entre tranvía y teleférico en la intersección de la avenida Sajama y la avenida Beneméritos del Chaco, donde actualmente se encuentra un apeadero para el tranvía de la línea verde, siendo este el inicio de esa propuesta hasta la culminación del trazo original ubicado en inmediaciones de la urbanización El Castillo, como parada”, dijo.

La idea es que en el mediano plazo, tres años, se pueda continuar con esta modalidad hasta la zona central del municipio de Sacaba.

Antezana sugirió esta propuesta ante el rechazo de ambientalistas que quieren evitar el uso del río Rocha, y de los vecinos de las avenidas Costanera y Ramón Rivero que también resisten la intervención en su zona. 

Criticó el proyecto presentado por las empresas JOCA de España y Molinari de Suiza, unidas en la Asociación Tunari, de emplazar la línea amarilla por las avenidas. “Es destructivo ese plan”, dijo. 

El proyecto técnico

El teleférico cubriría toda la longitud de la línea amarilla, es decir 10 kilómetros o menos.

El número de estaciones sería de 8 a 10; costaría 150 millones de dólares, frente a los 200 de la línea amarilla; la frecuencia de salida entre cabina a cabina sería de 12 a 17 segundos; la capacidad de cada cabina es de 12 personas; la distancia entre cabina y cabina entre 45 a 60 metros; el tiempo de servicio y atención diaria es de 17 horas al día que permite generar niveles óptimos de seguridad en su entorno, este sistema puede llegar a transportar hasta unos 5.000 pasajeros por hora por sentido; plantea una estructura de soporte de hormigón armado  que podrían disminuir el impacto de visual.