Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 18:54

Arce destaca valor de los cochabambinos en la Guerra del Agua

A la cabeza del dirigente Óscar Olivera, la Coordinadora del Agua y los vecinos se volcaron a las calles cansados por el costo elevado del servicio de la empresa Aguas del Tunari, entre 1999 y 2000.

guerra-del-agua-en-cochabamba1-591x420
Los cochabambinos en las calles en contra del tarifazo y la privatización del agua, en 2000. ARCHIVO
Arce destaca valor de los cochabambinos en la Guerra del Agua

El presidente de Bolivia, Luis Arce, resaltó hoy el valor de los cochabambinos en la Guerra del Agua que se batalló en la Llajta hasta el 4 de abril de 2000, cuando a la cabeza del dirigente de la Coordinadora del Agua, Óscar Olivera, se fue contra el tarifazo y la privatización de Semapa.

"En abril de 2000, las organizaciones sociales se movilizaron contra el gobierno de Hugo Banzer Suárez que había privatizado el agua en Cochabamba, dando lugar a la Guerra del Agua. El pueblo derrotó a los gobiernos neoliberales privatizadores. ¡Defenderemos nuestros recursos naturales!", escribió hoy en su cuenta de Twitter el jefe de Estado.

En 1999, el Gobierno de Banzer, en coordinación con la Alcaldía de Cochabamba, decidió entregar en concesión el servicio y distribución de agua de la ciudad a la empresa Aguas del Tunari, subsidiaria de la transnacional norteamericana Bechtel y promulgó la Ley 2029, que establecía la mercantilización del líquido elemento.

Poco después, surgieron quejas de la población sobre el aumento de las tarifas del agua (servicio del que se carecía hacía varios años en la ciudad); las mismas se habían elevado en más de un 50% hasta llegar a un 300%. Todas estas acciones culminaron en las protestas que se trasladaron a las calles.

La lucha se prolongó por cuatro semanas, aproximadamente, paralizaron el departamento, haciendo retroceder al Gobierno de entonces en sus intenciones de privatizar el agua.

En medio del colapso de la economía nacional y el aumento de los disturbios, el gobierno de Banzer invalidó el contrato con Bechtel, dejando a Semapa como la empresa municipal que brinda el servicio de agua potable a los cochabambinos esta hoy.