Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:12

EL PODER DE LA NATURALEZA

Árboles cercenados renacen y tala se acentúa en áreas de construcción

Un colectivo de Cochabamba señaló que el corte de especies se da, especialmente, en áreas del municipio que están siendo urbanizadas, incluso en el sur de la ciudad.
Un árbol con el tronco doblado en la avenida Heroínas y 16 de Julio.   DICO SOLÍS
Un árbol con el tronco doblado en la avenida Heroínas y 16 de Julio. DICO SOLÍS
Árboles cercenados renacen y tala se acentúa en áreas de construcción

Algunos puntos de la ciudad se convirtieron en un atractivo visual porque en ellos se puede advertir a la naturaleza descollando vida. Los protagonistas son árboles cercenados o derruidos por diversas circunstancias que tomaron impresionantes formas para renacer.

En la intersección de la 16 de Julio y Heroínas, en la acera suroeste, por ejemplo, hay un árbol poco convencional porque más del 50% de su tronco creció de manera horizontal. Es como si hubiera sufrido un impacto, cayó en la acera y, a pesar de esa adversidad, sobrevivió.

Desde esa posición, tendido en el borde de la avenida, expandió sus ramas hacia arriba, demostrando el poder de la naturaleza para renacer. Ahora da sombra a todo aquel que pasa por esas calles céntricas de Cochabamba.

Hay un caso similar en la avenida Blanco Galindo, donde existe un molle con el tronco doblado, pero su copa está florecida.

En la avenida Juan de la Rosa se puede advertir que un árbol se dio modos para crecer en medio de una acera totalmente cimentada: salió por un desagüe.

Algo similar ocurrió en la avenida Angostura, donde un arbusto se abrió paso por medio de una pared de ladrillo, aprovechando un pequeño hueco, para prosperar.

SITUACIÓN Estos casos ponen de manifiesto los modos impresionantes de la naturaleza para sobrevivir a las adversidades que, casi siempre, son provocadas por los humanos.

No obstante, a veces esa fuerza natural no puede contra las edificaciones que, en criterio del colectivo No a la Tala de Árboles, son causantes de muchas talas.

Una integrante del colectivo No a la Tala de Árboles, Darling Camacho, dijo que el derribo de árboles se da, especialmente, en sectores donde se construyen edificios. “Al ver que esos árboles perjudican a su diseño, los talan”.

Las denuncias de cortes de árboles llegan de todos los sectores del departamento, incluso de la zona sur, donde hay pocas especies, pero también son dañadas, según Camacho.

Prohibiciones

La Unidad Forestal de la Alcaldía suspendió hasta este mes la emisión de permisos para talar, podar o derribar árboles en Cochabamba.