Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:49

EL CENTRO DE OPERACIONES DE EMERGENCIA A NIVEL NACIONAL COORDINA ACCIONES DE PREVENCIÓN PARA REDUCIR LA VULNERABILIDAD Y EL IMPACTO DE LOS DESASTRES

Se anticipan desbordes de ríos y deslizamientos por La Niña

Se anticipan desbordes de ríos y deslizamientos por La Niña



Una reunión de coordinación entre autoridades nacionales, departamentales y de los municipios permitió anticipar las acciones de prevención y de respuesta inmediata ante cualquier emergencia o posible desastre ocasionado por el fenómeno de La Niña en el departamento de Cochabamba en lo que queda de este año y el 2012.

Las zonas más vulnerables se encuentran en el Trópico de Cochabamba debido al desborde de ríos pero también se busca reducir el riesgo en el río Rocha por las lluvias y los deslizamientos que se prevén hasta fines de diciembre y que serán los más comunes.

Así lo informó el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, a tiempo de referirse a que estos fenómenos climáticos son los más comunes considerando que está confirmada la presencia del fenómeno de La Niña.

Según la autoridad de Gobierno, existe la necesidad de dinamizar la funcionalidad del Sistema de Reducción de Riesgos y Atención de Emergencias (Sisrade) a través del fortalecimiento de una plataforma nacional tendiente a reducir la vulnerabilidad y el impacto de los desastres.

“La reunión busca establecer mecanismos de coordinación, información y comunicación para la respuesta y recuperación temprana a las probables emergencias y/o desastres”, manifestó.

Dijo también que entre los temas que causan preocupación están los referidos a pérdidas humanas, económicas, degradación del medio ambiente y el deterioro de la calidad de vida de la población.

COORDINACIÓN Los participantes de la reunión coincidieron en la necesidad de coordinar este trabajo, sobre todo, para prevenir cualquier desastre.

Reconocen que falta promover una cultura de prevención para anticiparse ante cualquier emergencia y decidir que rol debe cumplir cada autoridad.

En el caso del río Rocha, que involucra a varios municipios y se encuentra amenazado por el desborde en la época de lluvias, Cabrera considera urgente el trabajo de coordinación entre las autoridades para realizar la limpieza caso contrario se estaría siendo negligente tomando en cuenta que el problema no es reciente.

PRESUPUESTO Por otro lado el Viceministro de Defensa Civil informó de la aprobación de un financiamiento para el programa de reconstrucción y rehabilitación en el país.

Se trata de 17 millones de bolivianos del Tesoro General de la Nación que corresponden al 0,15 por ciento del presupuesto que son recursos adicionales para atender estas situaciones de emergencia.

Cabrera destacó la facilidad con la que ahora se puede disponer de estos recursos, lo que no sucedía antes por la burocracia de algunas instituciones. De esta manera se garantiza la ejecución de los recursos a través de convenios entre el Gobierno nacional y los municipios.

En Cochabamba los damnificados por los desastres naturales de este año que serán beneficiados con infraestructura y reactivación productiva son Quillacollo, Vinto y Sipe Sipe, entre otros. A nivel nacional este presupuesto también está destinado para los departamentos de La Paz y Beni para proyectos de rehabilitación de caminos, por ejemplo.