Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:13

La Angostura: falta agua, conforman una comisión y priorizan Misicuni

Los regantes del Valle Bajo anunciaron que comenzarán a regar el 1 de junio con el único turno que les permite el volumen que está por encima del mínimo en la represa.
Los asistentes a la reunión sobre la falta de agua en La Angostura. NOÉ PORTUGAL
Los asistentes a la reunión sobre la falta de agua en La Angostura. NOÉ PORTUGAL
La Angostura: falta agua, conforman una comisión y priorizan Misicuni

El problema se activa cada vez que el agua, por la falta de lluvias, baja en la represa de La Angostura. Cuando se da esta situación el Valle Alto y el Valle Bajo de Cochabamba evidencia una disputa por el uso del embalse para riego y por las actividades turísticas. Luego de una reunión, este lunes, acordaron la conformación de una comisión a cargo del tema, priorizar el uso de agua de Misicuni, además del proyecto K’umer Kjocha.

La reunión, desarrollada este lunes en ambientes del Servicio Departamental Agropecuario (SEDAG), tuvo como fin encontrar mecanismos para garantizar el suministro de agua para el Valle Alto y el Valle bajo y conformar una comisión interinstitucional con representantes nacionales, departamentales y municipales.

En la actualidad, la represa tiene un nivel de 1.8 metros de altura de agua de la capacidad máxima de 7.5. la situación enfrenta a los valles Alto y Bajo. Los productores del Valle Alto defienden su actividad productiva, peor también turística y gastronómica. Los productores del Valle Bajo recalcan que La Angostura fue construida para el riego en sus zonas.

En el encuentro participaron regantes, representantes de los valles, delegados solo de algunos ministerios, Misicuni y autoridades. Firmaron un acta de reunión donde se exponen los acuerdos alcanzados.

Durante la reunión, el jefe de la Unidad de Riesgos de la Gobernación, Heber Romero, presentó un plan de acciones inmediatas ante el déficit hídrico en La Angostura. Planteó para el corto plazo la revisión de actas de acuerdo del 2013, la rehabilitación de pozos, perforación de nuevos pozos y la declaratoria de alerta roja.

Para el mediano plazo se enfocó en la aducción de Misicuni y los sistemas de micro riego.

Mientras, para le largo plazo está la conclusión del estudio de diseño técnico de preinversión del proyecto K'umer Kjocha.

Romero precisó que para la falta de agua existen problemas externos e internos, entre los que se mencionaron la poca cantidad de lluvias, la construcción e atajados en otras zonas, el desecho de basura sin el manejo adecuado, el crecimiento demográfico y hasta el avasallamiento del vaso de agua.

El secretario departamental de los Derechos de la Madre Tierra de la Gobernación. Edver Flores, agregó que otro factor es la evaporación del agua por las temperaturas.

Explicó que el escenario de riesgo da cuenta de que La Angostura “tiende a desparecer”, si es que no se actúa con acciones coordinada entre los niveles nacional, departamental y municipal

VALLE BAJO

La Asociación de Usuarios del Sistema Nacional de Riesgo (AUSNR) Número 1 La Angostura, Manuel Rocha, enfatizó que la base legal vigente denota que la creación de esta represa tuvo como fin el abastecimiento de agua para riego en los municipios de Tiquipaya, Quillacollo Colcapirhua y Cercado.

Rocha detalló que los 1.8 metros de altura de agua que hay representan 7 millones de metros cúbicos de una capacidad máxima de 90 millones. El volumen existente permite un turno de riego que, anunció lo realizarán a partir del 1 de junio.

Expresó que de los 7 millones de metros cúbicos, 5 millones irían al riego y, 2 millones quedarían en la represa. Especificó que por debajo del nivel cero existen dos metros de agua; los 1.8 metros que se cuentan en la actualidad se toman en cuenta a partir del punto cero, y lo que queda abajo son dos metros aún, que pueden mantener viva a la represa.

Rocha cuestionó que la presa se haya convertido “en un mercado”, donde se hace mal uso de los espacios. Recordó que cuando se llega a niveles bajos de agua, quienes se dedican a la actividad turística debían según convenio, dejar de usar lanchas a motor y solo utilizar remo; pero, que eso no se respeta.

El presidente de los productores lecheros, Juan Carlos Alegre, también reclamó por su sector. “Si no hay producción, no creo que haya alimentación”, advirtió.

VALLE ALTO

Por su lado, el gerente de la Mancomunidad de los Municipios de la Región Valles, Franolic Huanca, aclaró que la actividad turística y gastronómica, reconocida por ley, corresponde a un porcentaje bajo.

Aseguró que en su región cuentan con estudios de que son quienes menos contaminan en el departamento.

Cuestionó, además, que los regantes del Valle Bajo no hayan tecnificado el riego en los 76 años que ya tienen de uso de agua de La Angostura, y que buena cantidad del agua se pierde. Agregó que en el Valle Salto aceleran proyectos de riego tecnificado.

Acotó que se debe continuar impulsando el proyecto de K’umer Kjocha y Misicuni.

NI CON MISICUNI

Uno de los principales acuerdos fue priorizar y hacer seguimiento para distribuir agua para riego realizando inspecciones a Misicuni. El plan es reactivar y reorganizar la distribución de aguas para alimentar el sistema de riego de La Angostura en la parte sur del Valle Bajo; verificar y poder utilizar el agua no tratada para riego a través de ductos; e inspeccionar al trabajo de desfogue de aguas por ductos.

El representante de Misicuni a cargo del componente de riego, Gróver Fuentes, detalló la disposición del agua de la presa de Misicuni y las posibilidades de atender el riego. Dio a entender que no se puede cubrir todas las demandas.

Explicó que las proyecciones de almacenamiento bajaron, por lo que se considera un embalse de alrededor de 70 millones de metros cúbicos, de los cuales dos tercios son para agua potable y un tercio sería para riego.

Fuentes recordó que se empezó a almacenar agua en 2017. Describió que primero se embalsó aguas muertas (32 millones de metros cúbicos); luego aumentó el volumen, y se usó un poco para agua potable. Después ya desfogaron agua por el río Chijllawiri y hubo problemas de inundación de zonas urbanas; pero también se organizaron regantes y se beneficiaron con riego en más de 800 hectáreas en zonas entre Quillacollo y Colcapirhua.

El responsable del área dijo que existe alrededor de 20 millones de metros cúbicos para el riego; planteó tres ramales para distribuir esa agua, pero no existen aducciones para ese traslado.

Por otro lado, el secretario de los Derechos de la Madre Tierra dijo que se debe actuar de manera inmediata con inversión de recursos.

“Si no tomamos decisiones oportunas anticipadas, en la etapa de siembra que es en agosto y septiembre, estas comunidades podrían ser afectadas por la falta de agua y, de esta manera, reducir los cultivos agrícolas”.

Entre otras propuestas, se manifestó que los ministerios involucrados deben presentar respuestas concretas y alternativas de solución para una próxima reunión. Este lunes hubo ausentes entre los ministerios invitados.

APUNTES

Leyes contra leyes

El gerente de la AUSNR La Angostura, Manuel Rocha, recordó que la represa de La Angostura es la única que tiene su propia ley de creación, que estipula que es para áreas de riego en el Valle Central y Valle Bajo.

En el artículo 374 de la Constitución se establece que se deben respetar los usos, costumbres y servidumbres. Rocha dijo que esto no es respetado por quienes tienen actividades turísticas.

La Ley de Riego tambiñen les ampara.

Pero, por su lado, la Mancomunidad de Municipios de los Valles, expuso una ley departamental y otra nacional que reconoce a la zona como turística y gastronómica.

Ministerios

Para la actividad fueron invitados los ministerios de Medio Ambiente y Agua, de Desarrollo Rural y Tierras, de Desarrollo Productivo y de Defensa. Pero, no todos asistieron.