Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 04:39

Alistan desayuno escolar contra COVID y dan de baja 5 contratos por cierre del año educativo

Los alimentos serán con base en vitamina C y Zinc. Postergaron la contratación de cisternas que doten agua a las unidades educativas, de porteros y secretarias, entre otros ítems.

Estudiantes degustan su desayuno escolar: DICO SOLÍS
Estudiantes degustan su desayuno escolar: DICO SOLÍS
Alistan desayuno escolar contra COVID y dan de baja 5 contratos por cierre del año educativo

La clausura del año escolar obligó a dar de baja al menos media decena de proyectos vinculados a ese ámbito en Cochabamba, pero la Alcaldía ocupará este tiempo para, entre otras cosas, alistar un desayuno contra el COVID y refaccionar establecimientos.

Si bien el Gobierno clausuró el año escolar, la Municipalidad garantizará el desarrollo de la Feria del Desayuno Escolar 2021 que, antes de la pandemia, se organizaba en agosto.

El secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía de Cochabamba, Juan José Ayaviri, explicó que las empresas que participarán de ese evento versión 2021 recibieron la instrucción de presentar productos con base en vitamina C y Zinc, para reforzar el sistema inmunológico de los escolares y evitar que enfermen de coronavirus.

Dijo que aún no se definieron los pormenores de la feria, pero aseguró que, tomando en cuenta todas las medidas de bioseguridad, garantizarán la asistencia de algunos escolares y padres de familia para que degusten las raciones sólidas y líquidas que las empresas participantes presentarán.

Al margen de definir el desayuno escolar para la gestión 2021, durante los siguientes meses, la Alcaldía intervendrá los establecimientos educativos en las seis subalcaldías de Cercado para cambiar elementos eléctricos, bombillos, inodoros, desagües y pintura.

La Jefatura de Educación y la Dirección de Desarrollo Humano determinaron “intervenir las unidades educativas desde un punto de vista integral y complementario”.

Antes del brote del virus, el cronograma instruía intervenir los establecimientos de Cochabamba en las vacaciones invernales y de verano para realizar un mantenimiento preventivo.

SUSPENSIÓN

El municipio ajustó al menos dos veces el calendario escolar 2020. Inicialmente, estaba en función a la culminación de la cuarentena, pero, como se determinó cerrar el año escolar, se lo modificó otra vez. “Nosotros creíamos que en noviembre se iba a volver a clases. No contábamos con que se clausure el año”.

Esta situación obligó a dar de baja al menos media decena de procesos de contrato vinculados a ese ámbito. Entre ellos, la contratación de cisternas para la dotación de agua a las unidades educativas que no tienen ese servicio; la compra de material de bioseguridad; además de la búsqueda de secretarias, administradores y porteros.

A todo lo mencionado se suman las contrataciones menores, de las que no dio detalles. “Todos esos procesos los tenemos que dar de baja porque ya no tienen sentido”.

Todo será reprogramado la siguiente gestión.

PROYECCIONES

Si se restablecen las clases en 2021, de manera previa al inicio la Alcaldía realizará la desinfección de las instalaciones y la entrega de material de bioseguridad al personal.