Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 24 de febrero de 2021
  • Actualizado 13:42

Alistan 250 fosas para el miércoles y Alcaldía estima tener cementerio COVID-19 en un mes

Un grupo de vecinos protestó ayer por la excavación de fosas, tampoco quieren otro crematorio. El representante de las funerarias, Carlos Orellana, dijo que la falta de espacio deja los cuerpos en las casas hasta por nueve días. El subalcalde Andrés Palacios lamentó que el cementerio municipal se haya convertido en departamental, pues llegan cuerpos de todas partes.

Alistan 250 fosas para el miércoles y Alcaldía estima tener cementerio COVID-19 en un mes

Ante la saturación del Cementerio General por la cantidad de muertos por coronavirus, hasta el miércoles se habilitarán 250 fosas individuales y la Alcaldía estima tener un camposanto COVID-19 dentro de un mes, informó el viernes el subalcalde de la comuna Adela Zamudio, Andrés Palacios. Las declaraciones fueron hechas a raíz de que un grupo de vecinos de la zona salió a protestar en rechazo a las fosas comunes y la instalación de un nuevo crematorio. El colapso de ambos servicios ante la cantidad de fallecidos por el virus deja cuerpos en los domicilios hasta por nueve días, según el representante de las funerarias, Carlos Orellana.

Palacios dijo que, inicialmente, estaban previstas 137 fosas individuales, pero se decidió aumentar el número ante la demanda. Dijo que se aislarán con placas y hay un proyecto para construir un cementerio jardín en ese sector. Hasta ahora se enterraron 32 cuerpos en el lugar.

Al día se realizan 20 exhumaciones y hay espacio para entierros en nichos, pero no son para sospechosos ni confirmados por COVID-19.

Lamentó que el cementerio municipal se esté convirtiendo en departamental porque llegan cuerpos de otros municipios y entre el 60 y 70% son casos en estudio. “Ahí está el cuello de botella. Eso genera aglomeración en las cremaciones, pero será más llevadero con las fosas individuales”.

Afirmó que para construir el cementerio COVID-19, se coordina con los vecinos para evitar el rechazo.

“No queremos fosas”, “Tememos por nuestra salud”, “No más crematorios”, son algunas de las frases en las pancartas de los vecinos que protestaron ayer en puertas del camposanto.

El secretario de Gobernabilidad, Edwin Paredes,  quien acudió al lugar para disuadir al grupo de impedir el paso de cadáveres, dijo que están desinformados sobre los incineradores y que no sabían que existía una licencia ambiental. “Han comprendido la explicación. Se ha comprometido una reunión con ellos el lunes, con funcionarios del SEDES (Servicio Departamental de Salud), con el tema del medioambiente para explicarles cuales son las condiciones ambientales en las que estamos trabajando, también el tema de salud, el cuidado y la protección. (…) Seguramente han recibido una mala información, no son muchos, son unos cuantos vecinos que se sienten un poco preocupados”.

Orellana informó que la saturación obliga a los familiares a tener que convivir con el féretro en casa. Contó el caso de un cliente cuyo familiar falleció el fin de semana pasado y le dieron hora de cremación para el lunes 6 de julio. “Son nueve días que va a pasar en su casa. Otro cliente me llamó la otra noche porque en su OTB querían pegarles, les dieron plazo hasta el mediodía siguiente para llevarse el cuerpo. Nadie hace nada, ni el Defensor del Pueblo se pronuncia”.

Cochabamba registró hasta ayer 4.089 casos confirmados, según datos del Ministerio de Salud y el SEDES reportó 233 fallecidos hasta la fecha.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad