Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de junio de 2024
  • Actualizado 03:39

Alfombras multicolor protagonizan Corpus Christi en las calles de la Llajta

Desde la madrugada de este jueves, estudiantes de distintos colegios prepararon minuciosamente las obras con figuras religiosas y mensajes de fe y devoción.
 
Alfombras de Corpus Christi en Quillacollo./NOÉ PORTUGAL
Alfombras de Corpus Christi en Quillacollo./NOÉ PORTUGAL
Alfombras multicolor protagonizan Corpus Christi en las calles de la Llajta

Colores vivos, texturas y minuciosos diseños fueron los protagonistas de este jueves de Corpus Christi en Cochabamba. Especialmente en el municipio de Quillacollo donde, desde la madrugada, las alfombras fueron preparadas con esmero y fe por manos jóvenes.

Los coloridos mosaicos son el principal gravativo de esta celebración, sobre todo en Quillacollo y Cochabamba.

Pétalos de flores y otros materiales son las herramientas que utilizan los cientos de feligreses que participan de esta fecha tan importante que busca el fortalecimiento de la fe mediante la conversión del pan y el vino en cuerpo y sangre de Jesús.

Los autores de los tapetes florales unen su arte con el amor y adoración al Sacramento.

Corpus Christi es una fiesta de la tradición católica que se celebra el jueves después del Domingo de la Santísima Trinidad, que suele llegar una semana después de que se haya celebrado el Domingo de Pentecostés.

También recibe el nombre de fiesta del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo. Tiene lugar exactamente 60 días después del Domingo de Resurrección, y su objetivo es poner en valor el cuerpo y la sangre de Cristo mediante el Santísimo Sacramento.

El origen de esta festividad se remonta a la Edad Media, a principios del siglo XVIII. Juliana de Mont, una religiosa que pertenecía a la Abadía de Cornillón, dedico buena parte de su vida a promover el homenaje al sacrificio de Jesús. El Corpus Christi se celebró por primera vez en el año 1246 en la diócesis de Leija, en Bélgica.