Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de abril de 2020
  • Actualizado 19:13

Alcaldías del Eje Metropolitano deciden no limitar recursos para el COVID-19

La Alcaldía del municipio de Cochabamba compró cámaras para detectar la temperatura de los ciudadanos, en los mercados. APG
La Alcaldía del municipio de Cochabamba compró cámaras para detectar la temperatura de los ciudadanos, en los mercados. APG
Alcaldías del Eje Metropolitano deciden no limitar recursos para el COVID-19

Las tres alcaldías más grandes del departamento decidieron no limitar los recursos para atender la emergencia sanitaria producto del coronavirus. El municipio de Cochabamba calcula usar como mínimo 20 millones de bolivianos, Sacaba ya asignó 2.573.495 bolivianos, en tanto que Quillacollo, además del equipamiento que inició a centros de salud, presentó un Plan de Contingencia al Gobierno de Jeanine Áñez.

La Alcaldía del municipio de Cochabamba calcula que necesitará como mínimo 20 millones de bolivianos  para atender las emergencias de la pandemia del coronavirus.

El secretario de Salud de Cochabamba, Enrique Torrico, explicó que el Gobierno, tras presentarse la pandemia definió una planificación especial de asignación de recursos. A esa primera partida, la Alcaldía le asignó 10 millones de bolivianos con lo que ya empezaron a equipar el Hospital del Sur en un 60%, prevén la compra al menos de seis respiradores que hasta ahora no se pudo concretar porque no hay disponible en el mercado.

Torrico agregó que para disponer de esos 10 millones tuvieron que mover de algunas partidas destinadas a obras, que debido a estas emergencias dejarán de ejecutarse.

“Pero el Gobierno nos está permitiendo usar también recursos del Sistema Único de Salud, SUS, que generalmente no se gasta más del 40% para equipar las terapias intensivas”.

Señaló que también contempla el apoyo a la Policía y el Ejército. Así como la esterilización de los colegios. “Hasta ahora presupuestábamos para fumigación y desratización, pero ahora se debe realizar fumigación. Con eso se calcula otros 2 millones. Pensamos que fácilmente llegaremos a los 20 millones”.

QUILLACOLLO El secretario General de la Alcaldía de Quillacollo, José Terán, explicó que no cuentan con un presupuesto definido. “Estamos priorizando los recursos para atención en salud, haciendo adquisiciones para equipar a los centros de salud, y salas de terapia intermedia”.

El 25 de marzo enviaron  una carta al ministro de Salud, Aníbal Cruz, solicitando dotación de equipos para terapia intermedia destinada al hospital Benigno Sánchez para enfrentar el brote del coronavirus. Informan que tienen espacio para la instalación. Requieren equipamiento para material de la Unidad de Terapia Intensiva, estudio de gabinete, equipamiento para laboratorio, elementos de protección personal, además de material de limpieza.

Señaló también que enviaron el Plan de Contingencia al Ministerio de Salud para que pueda apoyar con recursos y equipos. “Y si nos permiten o autorizan la habilitación de terapia intensiva estamos prestos a instalar de inmediato”.

SACABA El gobierno municipal de Sacaba asignó 2.343.495 bolivianos para compra de insumos, medicamentos, overoles,  mascarillas, guantes y otros insumos para atender las necesidades provenientes de la pandemia. 

Osvaldo López, director administrativo, explicó que el Gobierno central habilitó el programa de apertura programática para la asignación de recursos municipales. Aclaró que hasta el momento, no han recibido ni un centavo para enfrentar la pandemia. “No hemos recibido del nivel central ni un solo centavo. Es una previsión del gobierno municipal para sus 2 hospitales y 21 centros de salud destinados a la compra de equipamiento e insumos”.

Aclaró que tienen la posibilidad de incrementar en el programa de apertura programática. “De hecho ya se hizo una compra de 230.000 bolivianos  adicionales a los más de 2 millones y ya fueron entregados en kits a los hospitales México, Solomón Klein y otros centros”. 

Respecto a ítems de salud, López señaló que cuentan con  330 consultores en línea de los que la Alcaldía paga el 60% y el 40% restante viene desde el SEDES e ítems del Tesoro General del Estado.