Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:17

Alcaldía de Villa Tunari entrega dióxido de cloro y enseña a preparar “jarabe del pueblo”

En ese municipio trabajan brigadas de salud comunitaria conformadas por médicos generales, naturistas y técnicos, para realizar rastrillajes y así evitar la propagación del coronavirus.
Alcaldía de Villa Tunari entrega dióxido de cloro y enseña a preparar “jarabe del pueblo”

Un médico general, un médico naturista y un técnico conforman cada una de las brigadas de salud comunitaria en Villa Tunari, en el Trópico de Cochabamba, y están a cargo del rastrillaje para evitar la propagación del coronavirus, COVID-19.

Durante cinco días, las brigadas recorrieron los 11 distritos de ese municipio.

Además del control e identificación de posibles casos, estas personas entregan dióxido de cloro y también enseñan a preparar el denominado “jarabe del pueblo”. La distribución de plantas medicinales y otros compuestos es impulsada por la Alcaldía.

Una brigada de salud comunitaria en el municipio de Villa Tunari. ALCALDÍA DE VILLA TUNARIUna brigada de salud comunitaria en el municipio de Villa Tunari. ALCALDÍA DE VILLA TUNARI

Como en otros lugares, en esta región optaron por la medicina natural para combatir la pandemia. Adicionalmente, aunque el tema todavía causa debate en distintas instancias, la Municipalidad también decidió entregar dióxido de cloro como parte del tratamiento.

El alcalde, Asterio Romero, pidió a la población confiar en el personal que se despliega. Los concejales también hacen seguimiento y coordinación en los distritos.

De acuerdo con la información proporcionada desde la Alcaldía, el médico general está a cargo del control de los pacientes.

El naturista explica la preparación del “jarabe del pueblo”. El Alcalde detalló que este preparado está basado en miel, cebolla, ajo, jengibre y limón, “rallando, exprimiendo, mezclando y licuando (…). Se tiene que consumir una cuchara al día en ayunas para el tratamiento; y si uno ya está mal, entre dos a tres al día”.

Los naturistas también orientan en el preparado de mates y uso de plantas medicinales para realizar vahos.

En la región del Trópico recibieron plantas como eucalipto, wira wira y otras que llegaron desde otros lugares del departamento, como parte de una campaña de lucha contra la enfermedad impulsada por organizaciones sociales.

A la medicina general y a la natural se suma el consumo del dióxido de cloro.

El técnico, quien es parte de la brigada de salud comunitaria, orienta en la preparación y consumo, como medida preventiva y hasta como una especie de cura ante la presencia de la COVID-19.

Romero informó que se dotó de indumentaria de bioseguridad para el resguardo del personal que realiza el rastrillaje; “además, cada uno tiene su botella de cloro para que tome”.

Desde la Alcaldía de Villa Tunari, aseguraron que todo este trabajo tiene buenos resultados en personas que se infectaron y en quienes presentaron síntomas.

“Los servidores públicos serán como soldados que van a trabajar salvando vidas en campo”, resaltó Romero.

En ese municipio, de más de 80 casos positivos, hubo seis decesos, y 24 pacientes se recuperaron, según los reportes del Servicio Departamental de Salud (SEDES).