Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:36

Alcaldía de Colcapirhua funciona con normalidad y Concejo debe esperar audiencia cautelar de Gallinate

Las puertas de la alcaldía de Colcapirhua se encontraban cerradas, durante la intervención de ayer. NOÉ PORTUGAL
Las puertas de la alcaldía de Colcapirhua se encontraban cerradas, durante la intervención de ayer. NOÉ PORTUGAL
Alcaldía de Colcapirhua funciona con normalidad y Concejo debe esperar audiencia cautelar de Gallinate

La directora del departamento de Asesoría Legal del municipio de Colcapirhua, Ana María Quiroga, informó a la población que la Alcaldía se encuentra funcionando con normalidad tras el escándalo suscitado ayer en la aprehensión del titular edil, Nelson Gallinate, junto a dos funcionarios, por presuntas irregularidades en la compra de pruebas de antígeno nasal en la gestión pasada.

En lo que respecta a la situación de la silla edil y un posible nombramiento interino, Quiroga, explicó que la situación queda en manos del Concejo Municipal, sin embargo, aclaró que el mismo debe esperar a la conclusión de la audiencia de medidas cautelares del alcalde titular. Al momento y según la directora, aún no fueron notificados.

“Lo que corresponde es esperar la audiencia cautelar que tiene el Alcalde hoy, aún no fuimos notificados de a que hora será. De acuerdo a normativa, el Consejo debe definir qué sucederá pero, deben esperar a que se realice la audiencia cautelar para conocer la situación del Alcalde”, dijo Quiroga.

La funcionaria indicó que, bajo su criterio particular, Gallines solo cumplió funciones debido a que en la pasada gestión el Concejo dictó una ley que brindaba facultades al edil para realizar compras para combatir con la pandemia a través de una contratación de emergencia, aunque, aclaró que el criterio de la aprehensión “depende de la fiscal”.

Ayer, el alcalde del municipio de Colcapirhua, Nelson Gallinate, junto con otros dos funcionarios ediles, fueron aprehendidos por presunta corrupción en la compra de pruebas de antígeno nasal para la detección de casos COVID-19.

La intervención de la Fiscalía a las oficinas municipales inició a las 15:00 de este miércoles y culminó después de las 21:00, tras una minuciosa revisión de todas las oficinas del edificio.