Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 15:14

Alcaldía adeuda Bs 55 millones a más de 100 empresas constructoras

Se trata de proyectos que en muchos casos ya fueron inaugurados, entre esas hay obras de alcantarillado, construcción de puentes y otros.
El bloqueo y protesta de los constructores en la Plaza 14 de Septiembre, este lunes. NOÉ PORTUGAL
El bloqueo y protesta de los constructores en la Plaza 14 de Septiembre, este lunes. NOÉ PORTUGAL
Alcaldía adeuda Bs 55 millones a más de 100 empresas constructoras

La Alcaldía de Cochabamba adeuda un total de 55 millones de bolivianos a más de una centena de empresas constructoras que ejecutaron obras de alcantarillado, agua potable, puentes y otros construidos en 2018, 2019 y 2020.

Este lunes hubo bloqueos y protesta en la Plaza Principal 14 de Septiembre, con vehículos en los que se exponían carteles reclamando por estas deudas. Luego, hubo una reunión con autoridades municipales y acordaron un cuarto intermedio hasta el martes 13 de abril; lo que significa que el tema no ha sido solucionado, pero levantaron las medidas de presión hasta la próxima semana

El problema se registra a menos de un mes del cambio de autoridades, previsto para el 3 de mayo.

Los constructores cuestionaron que ya se lance otras licitaciones, cuando todavía no se concluyó el pago por obras que incluso ya fueron inauguradas.

El representante de las empresas constructoras Rider Guzmán detalló que les adeudan un total de 55 millones de bolivianos. Se trata de más de 100 empresas perjudicadas; cada una ejecutó entre dos y tres proyectos. “Estamos hablando de más de 200 proyectos que estarían pendientes de pago”.

Las obras que realizaron estas constructoras son instalación de alcantarillado, agua potable, tanques elevados, centros culturales, puentes y otros trabajos de costos menores a un millón de bolivianos, que la Alcaldía puede licitar de manera directa.

La deuda de proyectos devengados, ya concluidos, es de 26 millones de bolivianos y el restante corresponde a obras de continuidad. 

“Nosotros estamos exigiendo la cancelación de proyectos, se han culminado, ya han sido entregados, tienen acta definitiva, y sólo falta la cancelación de dichos proyectos”.

Guzmán explicó que a la mayoría de las empresas la Alcaldía le debe la totalidad de los montos de las obras. Son proyectos de 100 mil, 200 mil y hasta un millón de bolivianos.

Por su lado, el director de Finanzas de la Alcaldía, Luis Neri, expresó que el Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba “evidentemente” tiene una deuda con las empresas constructoras.

“No se canceló la anterior gestión porque la recaudación que tuvo el municipio, como también la captación de recursos de Participación Popular que hace el Gobierno central, no ha llegado a los alcances. Más de 350 millones no han ingresado la anterior gestión”, explicó.

Agregó que las constructoras pretenden que los recursos que les adeudan sean inscritos en el primer reformulado de este año.

“Se les ha explicado que, en ese momento en una etapa de transición, nosotros como Gobierno saliente estamos esperando que ingrese el nuevo Gobierno, para iniciar lo que son las gestiones para el reformulado 2021, las cuales también son decisión de la Máxima Autoridad Ejecutiva, que es Iván Tellería”, sostuvo.

Añadió que no pueden incrementar el techo presupuestario, cuando las recaudaciones son Bajas.

“Para qué endeudar más o tener un presupuesto más elevado, cuando el recurso disponible, el recurso para las obligaciones de pago, va a ser menor a lo que es presupuestado”, dijo.

En todo caso, analizan alguna alternativa, como un cambio de fuente para poder paliar la situación.

CUARTO INTERMEDIO

Los representantes de las constructoras y autoridades municipales se reunieron y acordaron un cuarto intermedio hasta el próximo martes.

Guzmán manifestó que les explicaron que el tema también debe ser tratado con la comisión de transición, para que no haya observaciones.

Aceptaron la espera. “Pero, en caso de que no sea desfavorable, ya desde el día miércoles (14 de abril) estaríamos entrando en un paro indefinido, para que las autoridades entrantes tengan conocimiento para que se abra un primer reformulado y que nos puedan cancelar”.