Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 19:50

ÁNGELA NOGALES/MUJERES DE FUEGO

“La alcaldesa de Sipe Sipe rezaba de miedo escondida debajo de la cama”

El terror hizo que la autoridad se ocultara en una casa, pero la gente que exige un paquete de alimentos, seguían apedreando la vivienda.
La alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia, escondida debajo de una cama. Ángela Nogales
La alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia, escondida debajo de una cama. Ángela Nogales
“La alcaldesa de Sipe Sipe rezaba de miedo escondida debajo de la cama”

Pasaron momentos de terror. Personas enardecidas corrían detrás con piedras, palos y cuanta palabra y objeto dispuestos a herir. Papás y mamás perseguían a la alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia, exigiéndole que firme un documento para les garantice un paquete de alimentos a nombre de sus hijos, en vez del desayuno escolar que no recibieron durante la pandemia.

Sipe Sipe se encuentra a 25 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

La persecución derivó en que la Alcaldesa del Movimiento Al Socialismo, MAS, y la comitiva que intentaba rescatarla buscaran refugio en una casa cualquiera. Pero la furia incontrolable de los padres fue imparable. Apedrearon la vivienda privada, intentaron forzar el ingreso. La autoridad se escondió bajo una cama, presa de miedo y empezó a rezar para no ser hallada y las otras personas también buscaron un lugar seguro pensando que lo peor estaba por llegar.

Ángela Nogales, activista de Mujeres de Fuego acompañó a la autoridad municipal agredida y relató cómo fueron los hechos:

“En horas de la tarde (del miércoles) fuimos a ver el estado de salud de la Alcaldesa de Sipe Sipe y mediar para que la dejen ir a un centro de salud. Se firmó la resolución para que las empresas seleccionadas provean los productos. La quisimos llevar a la ambulancia pensando que ya podíamos sacarla, grande fue nuestra sorpresa al ver que cuando nos acercábamos a la ambulancia empezaron a apedrearnos e impedir el paso. Pedían que no la dejen salir, que no firmó, que las empresas no proveerán, empezamos a correr (varias) cuadras viendo la manera de buscar un lugar para protegerla. Ingresamos a una casa precautelando su integridad. Quisieron entrar a la casa, tiraron piedras, nos escondimos en un cuarto, escondimos a la Alcaldesa debajo de una cama, nos ocultamos en otros lugares,  por un momento sentimos mucho miedo. Escuché cómo rezaba la Alcaldesa. Pude sacar esas fotos del momento de terror que pasamos, ese video le grabé para que puedan ver su situación y nos ayuden”.

“Repudiamos la violencia de donde venga, más aún a una mujer. Últimamente estamos viendo el incremento de violencia política y acoso a mujeres. Es humillante y denigrante ver cómo la trataron y escucharon el video cuando la grabé”.

“Aún siento ese miedo cuando pensamos que se entrarían (las personas) a esa casa. Horas más tarde pudimos escapar por la parte de atrás. Ahora la Alcaldesa de Sipe Sipe está en una clínica restableciéndose”.