Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 20:00

Alcalde inspecciona la nueva terminal y anuncia demoliciones a construcciones ilegales

López indicó que se dará cumplimiento al plan de reordenamiento urbano que prohíbe cualquier tipo de construcciones en zonas protegidas
Inspección a la nueva terminal de buses de Quillacollo. Foto: Alcaldía de Quillacollo.
Inspección a la nueva terminal de buses de Quillacollo. Foto: Alcaldía de Quillacollo.
Alcalde inspecciona la nueva terminal y anuncia demoliciones a construcciones ilegales

El alcalde suplente de Quillacollo, Willy López, inspeccionó hoy la nueva terminal de buses ubicada en el Distrito 3, donde el municipio realiza trabajos complementarios para la apertura de calles e impulsa que se ponga en funcionamiento la obra.

“Estamos inspeccionando esta zona, verificando la proliferación de las construcciones en estas áreas que están destinadas al tema de equipamiento”, sostuvo.

La autoridad edil, quien llegó hasta el lugar acompañado de técnicos del municipio, indicó que se instruyó a la Dirección de Urbanismo que haga las notificaciones correspondientes a las personas que construyeron viviendas en la zona.

“Las personas que tienen viviendas que presenten su derecho propietario, de lo contrario se iniciarán los procesos correspondientes hasta llegar a la demolición de estas construcciones ilegales”, señaló

López indicó que se dará cumplimiento al plan de reordenamiento urbano que prohíbe cualquier tipo de construcciones en zonas protegidas, como el cerro de Cota y sus alrededores y la franja de seguridad del rio Rocha.

Por otra parte, informó que se realizan trabajos en exteriores de la terminal de buses para en los próximos meses dar continuidad a esta obra que se encuentra abandonada, pese a ya haber sido concluida el año 2.017 durante la gestión del alcalde suspendido Eduardo Mérida.

“Hemos tomado la decisión junto a los técnicos de darle continuidad a este proyecto que debe entrar en funcionamiento, estamos realizando trabajos para mejorar los accesos las dos vías que tiene en la parte de adelante y atrás”, sostuvo.

Agregó que el objetivo final es trasladar la terminal antigua a la nueva para que los vehículos dejen de circular por la avenida Blanco Galindo.

En este marco, el secretario Municipal General, José Terán, aseguró que no se permitirán asentamientos en cercanías de la terminal de buses ni la franja de seguridad del rio Rocha.

“Les pedimos a los vecinos a la población en su conjunto que no se deje engañar porque las construcciones ilegales van a ser demolidas en este sector”, aseveró.

Por su parte, el secretario de Planificación, Wilbert Oporto, indicó que, mediante la Dirección de Urbanismo, en semanas pasadas, ya se procedió a la notificar a las personas que construyeron sus viviendas y continúan construyendo en los alrededores de la terminal de buses para que presenten sus derechos propietarios y se inicien acciones legales contra las exautoridades que aprobaron la construcción de las mismas.

“Se han iniciado los autos para los procesos de demolición para precautelar la franja de seguridad del rio y el área del equipamiento de la terminal, se están cumpliendo con los plazos perentorios como manda la ley, una vez concluyan los 45 días hábiles procederemos a la demolición”, anticipó.