Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 11:10

DESBORDE DE LOS RÍOS ISIBORO Y CHAPARE TIENE EN ALERTA AL TRÓPICO

Agua aísla a 700 familias nativas; ríos cierran vías en Tarija y Beni

Yukis y yuracarés están en vilo y se suspendieron las clases. San Ignacio de Moxos declaró emergencia y el río San Telmo, al sur del país, cubre la ruta a Bermejo.
Una escuela inundada en el Trópico de Cochabamba.
Una escuela inundada en el Trópico de Cochabamba.
Agua aísla a 700 familias nativas; ríos cierran vías en Tarija y Beni

Cerca de 700 familias y 21 comunidades indígenas quedaron aisladas por las inundaciones en el Trópico, informó ayer a ABI el subalcalde de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) Yuracarés, Pablo Orozco.

Mientras que la ruta Tarija-Bermejo fue cerrada y hay declaratoria de emergencia en San Ignacio de Moxos (Beni), en ambos casos por inundaciones a causa de la crecida de ríos.

"En toda la TCO, tenemos como 872 familias, de las cuales como el 80% está afectado y están sobre el agua", dijo Orozco.

El desborde de los ríos Isiboro y Chapare tiene en vilo a los comunarios. En esa región se dispuso la suspensión de actividades escolares debido a las precarias condiciones y la amenaza de la subida de las aguas.

"Tenemos los profesores en el lugar, pero no pueden pasar clases debido al peligro de que el agua suba de repente y ponga en riesgo la vida de los chicos", agregó.

Detalló que esa situación ha puesto en alerta a las familias indígenas, yuracarés y yuquis, además de otros grupos étnico-originarios de tierras bajas.

"Tenemos una comunidad, La Misión, que está sufriendo más, porque las aguas se desbordaron y se está llevando la parte del terreno donde está asentada la comunidad", agregó.

Contó también que ayer se inició la evacuación del Centro de Salud, del material médico y otros enseres a un lugar alto para salvar lo que se pueda de la posta.

Dijo que los municipios de Villa Tunari y Chimoré centralizan los requerimientos para hacer llegar a las autoridades un informe pormenorizado del tipo de ayuda que se necesita.

A mediodía de ayer, cuando advertía de un nuevo aluvión en Tiquipaya, ocurrido al anochecer, el secretario de la Madre Tierra de la Gobernación, Alan Lisperguer, dijo que los municipios reportaron que estaban atendiendo la emergencia como primera respuesta, de acuerdo a sus competencias.

El alcalde de San Ignacio de Moxos, Roberto Tibusa, informó ayer que ese municipio al oeste del Beni se declaró en emergencia por el desborde de ríos e inundaciones.

Por su parte, el jefe departamental de la Unidad de Alerta Temprana, Mauricio Suárez, informó que de los 19 municipios del Beni, San Ignacio de Moxos es el único que se declaró en emergencia por el fenómeno climático que castiga a esa región.

En Tarija, ABI reportó que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) determinó ayer cerrar por completo la ruta de Tarija-Bermejo por la subida del caudal del río en Sal Telmo, que dejó inhabilitados incluso los desvíos que eran utilizados en los últimos días, informó el responsable de ese tramo, Gabriel Daza. 

Agregó que los trabajos que estaba realizando la ABC para apuntalar el puente de San Telmo también fueron destruidos por el incremento en el caudal del agua del río.

Vías cerradas En La Paz hay tres tramos incomunicados en Sud Yungas y en la provincia Loayza, reportó ayer el Servicio Departamental de Caminos.