Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de enero de 2021
  • Actualizado 04:33

Hay 40% más grupos de ciclismo en Cochabamba desde el brote del virus

Consideran que en la época más alta hubo hasta 100 mil ciclistas circulando en la ciudad. Promueven normativas en dos municipios metropolitanos.
Ciclistas conducen por ciclorutas habilitadas en la ciudad. Dico Solís
Ciclistas conducen por ciclorutas habilitadas en la ciudad. Dico Solís
Hay 40% más grupos de ciclismo en Cochabamba desde el brote del virus

Las medidas restrictivas de circulación vehicular aplicadas desde el brote del virus obligaron a la población cochabambina a recurrir a medios de transporte alternativos. La bicicleta fue el más usado y una prueba de ello es que se han duplicado los grupos de ciclistas en el departamento.

De acuerdo con uno de los coordinadores de Masa Crítica Kanata en Cochabamba, Álvaro Maldonado, antes de la pandemia, había 50 agrupaciones ciclísticas, incluyendo a los ciclistas que conducen exclusivamente por carretera. Ahora, contabilizaron más de 80 círculos establecidos en el departamento.

Estas asociaciones están conformadas por personas que dejaron de ver a la bicicleta como un mero medio de transporte y empezaron a usar ese vehículo como una alternativa de esparcimiento. Aprovechan los fines de semana para pedalear por rutas turísticas de la Llajta.

Maldonado explicó que este fenómeno se acentuó en esta temporada de coronavirus, pero no es propio de la pandemia. Inició durante los conflictos políticos de octubre de 2019, cuando los bloqueos en múltiples puntos de la ciudad impidieron la circulación de motorizados y obligaron a la población a pedalear hasta sus fuentes de trabajo.

Si bien la preferencia por la bici data del año pasado, aquel entonces era cuestión de necesidad o porque “no había de otra”. Pero, una particularidad del uso de este medio en pandemia es que los que pedalean lo hacen para cuidar su salud, tanto así que van hasta la tienda con sus bicicletas.

Entre abril y junio fue la forma de transporte más común en Cochabamba. Masa Crítica estimó que en la ciudad hubo hasta 100 mil ciclistas circulando durante esos meses.

Y es que una de las ventajas más importantes de este vehículo de dos ruedas es que garantiza el distanciamiento social y esto reduce las posibilidades de contagio con COVID-19.

SANTA CRUZ

Lo propio ocurre en Santa Cruz, donde también se multiplicaron los círculos de ciclistas, de acuerdo con información compartida por el coordinador de Bicicultura, Juan Marcelo Castro.

No tienen cifras porque muchos son grupos independientes que organizan pedaleadas ocasionalmente.

SITUACIÓN

Desde el postconfinamiento hubo un leve descenso en el uso de la bicicleta y esto se debe, según Maldonado, a que las autoridades, tanto municipales como las de Tránsito, “no lograron abrir los espacios necesarios para que la gente siga transportándose (en ese vehículo de dos ruedas)”. Cuando los autos públicos y privados volvieron a las calles, desplazaron a los ciclistas que no saben manejar en medio de tanto tráfico, por lo que cambiaron la bici por el trufi o micro.

Frente a esta situación, Masa Crítica busca que el transporte en bicicleta sea seguro e impulsa normativas en dos municipios del Eje Metropolitano de Cochabamba: Sacaba y Quillacollo.