Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 10:29

Hay 230 casos de dengue en Cochabamba; 3 víctimas están internadas

El mosquito Aedes aegypti es el principal vector de los virus que causan el dengue. Foto: Pixabay
El mosquito Aedes aegypti es el principal vector de los virus que causan el dengue. Foto: Pixabay
Hay 230 casos de dengue en Cochabamba; 3 víctimas están internadas

El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Rubén Castillo, reportó este miércoles que existen 230 casos de dengue confirmados por laboratorio en Cochabamba, con mayor predominancia de los mismos en los municipios de Puerto Villarroel y Villa Tunari.

Tres personas que contrajeron esta enfermedad permanecen bajo internación hospitalaria e ingresaron a recintos médicos con signos de alarma, como fiebre y hemorragia nasal.

Castillo informó que uno de los pacientes incluso tuvo que ser internado en una Unidad de Terapia Intensiva (UTI), pero que a la fecha ya se encuentra fuera de peligro, en un área de infectología.

Hasta el momento, dos personas murieron a causa del dengue y sus graves consecuencias en el organismo.

No hay casos reportados en el eje metropolitano de Cochabamba. Sin embargo, autoridades sanitarias instaron este miércoles a evitar la acumulación de agua en depósitos en los cuales no se realice aseo constante y puedan servir como reservorios para la proliferación de los huevos de mosquitos Aedes Aegypti (transmisores del dengue).

Características del mosquito transmisor del dengue, Aedes Aegypti. MIGUEL ROJAS
Características del mosquito transmisor del dengue, Aedes Aegypti. MIGUEL ROJAS

 

PREVENCIÓN
Para el aseo de recipientes de agua se necesita lavandina pura, o al menos de 5 a 8% de pureza, y un cepillo que puede ser de lavar ropa.

Se debe rociar el cloro o lavandina en las paredes del recipiente y esperar de 10 a 15 minutos para que el producto actúe. Con el cepillo, se debe proceder a frotar con fuerza las paredes del recipiente, de forma circular y hacia abajo, para posteriormente enjuagar.

Los recipientes que se utilizan para guardar agua en los domicilios siempre deben estar muy bien tapados y, en caso de no tener tapas, es necesario usar plástico nylon o telas que estén amarradas a los bordes del recipiente, con el fin de impedir el ingreso de los mosquitos al depósito de agua.

En caso de los baldes, bañadores, turriles en desuso y otros similares, que podrían acumular agua en época de lluvias, se debe dejar los mimos siempre boca abajo.