Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 31 de marzo de 2020
  • Actualizado 06:27

LA MAYOR MANIPULACIÓN CORRESPONDE AL TRÓPICO

De 226 actas adulteradas en el país, 133 estaban en Cochabamba

Según el informe de auditoría de la Organización de Estados Americanos hubo falsificación en el llenado de documentos. Todos los casos ocurrieron en provincias.
Quema de actas registrada en Potosí después de las elecciones presidenciales del 20 de octubre. APG
Quema de actas registrada en Potosí después de las elecciones presidenciales del 20 de octubre. APG
De 226 actas adulteradas en el país, 133 estaban en Cochabamba

Cochabamba es el departamento que más votos adulterados dio al Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones generales del 20 de octubre pasado, según el informe de auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El documento de conclusiones de la evaluación del proceso electoral realizado en Bolivia el pasado 20 de octubre fue entregado el 4 de diciembre.

En él está contemplado cómo fueron adulterados, falsificados y manipulados el llenado de las actas electorales. Además, realizó una explicación de cómo se vulneró el sistema informático y no existió una cadena de protección a los datos sensibles en este tipo de procesos electorales.

“Se detectaron irregularidades en el llenado de actas de escrutinio y cómputo que afectan la integridad de las mismas”, dice el documento.

 En el ejercicio que buscó analizar posibles adulteraciones o manipulaciones se revisó una muestra de 4.692 actas. 

“En este análisis se identificaron 226 actas en las que dos o más actas de un mismo centro de votación fueron llenadas por una misma persona, denotando una acción intencional y sistemática para manipular los resultados electorales y transgrediendo las atribuciones de los jurados de Mesa determinadas por ley. Las actas corresponden a 86 centros de votación de 47 municipios del país. La suma de sus votos válidos es de 38.001, del cual el 91% (34.718) fueron adjudicados al Movimiento al Socialismo (MAS)”, 

Un análisis de esta documentación especifica que de esas 226 actas observadas, 133 corresponden a Cochabamba (59%); 37 a Potosí (16.5%); 26 a La Paz, es decir un 11%; 17 fueron adulteradas en Chuquisaca con 7.5%, 9 casos en Santa Cruz (4%); y 4 actas en Oruro (1.6%).

Llama la atención que toda la denunciada manipulación de la información fue realizada en provincias. En Cochabamba, se vulneró más en el Trópico. En las provincias y municipios de Chapare, Carrasco, Campero, Shinahota, Entre Ríos se detectó 56 actas. El resto están en Mizque, Punata, Tiraque, Tapacarí, Arani, Esteban Arze, Capinota y Vinto de Quillacollo.

Incluso el documento encuentra que dos actas fueron encontradas con irregularidades en el Raqaypampa, de Mizque. También en Tacopaya, de la provincia Arque.

Ningún hecho fue detectado en el municipio de Cochabamba, que es capital del departamento.

UNA MISMA PERSONA La pericia técnica permitió identificar actas de diferentes mesas de votación completadas por una misma persona, tal como se referencia en el anexo técnico,

“Esta situación denota un procedimiento altamente irregular desde el punto de vista electoral. Las actas referidas corresponden a 86 centros de votación, de 47 municipios del país. En total, todas estas mesas corresponden a 38.001 votos válidos, de los cuales el partido político MAS obtiene el 91%, es decir, 34.718 votos, casi el número de votos que le permite a Morales evitar la segunda vuelta. Lo anterior es solo tomando en cuenta un análisis del 13.5% de las mesas de votación. Por el patrón encontrado, un análisis que abarcara un porcentaje mayor de actas, sin duda detectaría un mayor número de actas falsificadas, adulteradas o manipuladas”, dice el documento final.

En seis departamentos

El documento de la OEA especifica que halló irregularidades en seis departamentos de Bolivia: Cochabamba, Potosí, Chuquisaca, La Paz, Santa Cruz y Oruro, también todas en provincias y municipios rurales.

El organismo internacional encontró que hubo falta de preservación adecuada de la evidencia sobre la elección, es decir todo el material utilizado en las elecciones que podían servir de prueba del proceso desarrollado. 

“La deficiente cadena de custodia no garantizó que el material electoral no haya sido manipulado y/o reemplazado”.

En Cochabamba se encontraron actas electorales en al menos dos casas particulares y desde el Ministerio Público se informó que esa documentación fue desviada antes de ser entregada al Tribunal Electoral Departamental (TED.

Varios vocales electorales son procesados y algunos tienen detención domiciliaria, como alternativa a la detención preventiva.