Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:41

2022: Gobernación gestiona Bs 29 millones para 10 proyectos grandes

La institución departamental prioriza agua y caminos para el desarrollo productivo, además de salud y medio ambiente.
Imagen referencial de una represa en la zona de Melga. DICO SOLÍS
Imagen referencial de una represa en la zona de Melga. DICO SOLÍS
2022: Gobernación gestiona Bs 29 millones para 10 proyectos grandes

La Aducción 2 desde Jove Rancho hasta la zona sur de Cochabamba, un puente vehicular en el río Taquiña, el instituto Puerto de Mejillones, el camino Confital – Ch’alla, el pavimentado Puerto San francisco – 14 de Septiembre, el Complejo Productivo de Papa, la reforestación y manejo integral de bosques, un sistema de riego para Raqaypampa, la presa y sistema de riego Yana Qhochi y el plan maestro del Valle Alto son parte de los 10 proyectos estratégicos que la Gobernación de Cochabamba inscribió en el Plan Operativo Anual (POA) 2022.

Estos proyectos demandan 39.530.683 bolivianos, que la institución departamental necesita gestionar en su mayoría, 29.096.557 bolivianos, con cooperación internacional y el Gobierno central, según informaron las autoridades.

Desde la Gobernación manifestaron que el POA del próximo año prioriza el desarrollo productivo, la salud y el medio ambiente, principalmente.

El 8 de septiembre, la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) de Cochabamba aprobó la Ley que respalda el POA y el anteproyecto de presupuesto del Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba 2022, además del presupuesto plurianual ajustado 2022 a 2025.

En el POA 2022, el presupuesto de gastos de capital por 382.014.390 bolivianos se distribuye en 10 proyectos de inversión por 39.530.683 bolivianos; 10 transferencias, que corresponden a siete transferencias de ley y tres transferencias de capital, por un total de 68.915.383 bolivianos; 20 programas obligatorios por 172.951.911 bolivianos; servicio a la deuda por 74.272.670 bolivianos; previsiones para gasto de inversión por 5.622.350 bolivianos; 29 programas no recurrentes; y otros por 20.720.393 bolivianos.

LOS PROYECTOS

Los 10 proyectos de inversión incluyen tres de la Dirección de Obras Civiles de la Secretaría Departamental de Obras y Servicios, que corresponden a la construcción de la Aducción 2 Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) Jove Rancho – Colcapirhua – Zona sur de Cochabamba por un monto de 4.910.303 bolivianos, que requiere presupuesto externo; la construcción de un puente vehicular en el río Taquiña en el Distrito 5 de Tiquipaya por 1.879.321 bolivianos, que es presupuesto externo; y la construcción del instituto tecnológico industrial comercial Puerto de Mejillones por 4.872.728, que también apunta a presupuesto externo.

En la Unidad de Preinversión está el camino Confital – Ch’alla, que costará 350 mil bolivianos.

En el Servicio Departamental de Caminos (Sedcam) tiene en el POA la construcción del pavimentado del camino Puerto San francisco – 14 de Septiembre (Fase II), que prevé una inversión de 6.131.436.

Por su lado, la Secretaría de Desarrollo Productivo y Economía Plural inscribió la implementación del Complejo Productivo de Papa en la región Andina de Cochabamba –Fase I, que costará 3.434.311 bolivianos, de los cuales requerirá financiamiento externo de 2.020.672.

La Secretaría Departamental de los Derechos de la Madre Tierra en su Unidad de Bosques y Áreas Protegidas incluyó la forestación, reforestación y manejo integral de bosques, que necesita una inversión de 5.651.344 bolivianos de los cuales se requiere un financiamiento externo de 4.331.344.

Un sistema de riego para Raqaypampa es uno de los proyectos de la Dirección de Riegos y Agua, que contempla el financiamiento externo de los 9.100.788 bolivianos necesarios para su ejecución.

También está la construcción de la presa y sistema de riego Yana Qhochi en Tiraque, que costará 1.219.051 bolivianos.

Mientras, la Dirección de Riegos y Agua del Servicio Departamental de Cuencas tiene en el POA la formulación y elaboración del plan maestro del Valle Alto del departamento, que costará 1.981.401.

El asesor general de la Gobernación, José de la Fuente, explicó que el énfasis en caminos y agua responde al desarrollo productivo.

“Si la producción no va acompañada de caminos, tampoco has avanzado mucho; ese es el tema”.

Respecto a los presupuestos, De la Fuente dijo que el grueso de los proyectos será financiado por la cooperación y el nivel central, porque son proyectos grandes.

“Realmente son inversiones importantes. Nosotros no tenemos esa capacidad de financiamiento”, agregó.

El Asesor General manifestó que estos aspectos ya son tratados con la cooperación y el Gobierno nacional.

“Estamos en plenas negociaciones”.

Explicó que el Plan de Gobierno de la actual gestión departamental se enmarca en los temas de salud; la reactivación económica, “y eso es agua, riego y caminos”; y la Madre Tierra. Expresó, además, que el objetivo es hacer lo estratégico. “Sino, después ilusionas a la gente”.

El secretario departamental de Planificación, José Guillermo Bazoberry, enfatizó que los planes enfocados en agua y tema de caminos está relacionado con el desarrollo productivo.

“Es un plan de continuidad de lo que estaba en curso, por un lado, y la otra parte está consensuada con los municipios y las regiones en las que estamos trabajando”.

Bazoberry también informó que la línea grande del plan departamental es salud y desarrollo humano. “La ciudadela de la salud es el más grande de todos esos para el 2022 en adelante, porque esto va a tomar algunos años”.

En desarrollo productivo están los caminos, el riego y otras iniciativas de producción.

A estas líneas se agrega, de manera general, la generación de empleo.

EL VALLE ALTO

La Gobernación pone especial énfasis en la región del Valle Alto.

En semanas recientes se realizó el taller ‘Análisis de la disponibilidad hídrica para el Valle Alto cochabambino’, en el que participaron autoridades municipales, la Universidad e instituciones relacionadas con el tema, considerando que es una zona en la que existe falta de agua.

En el taller plantearon propuestas para la posible solución al conflicto, entre esos están Tholar Mayu, López Mendoza, el trasvase de aguas del río Caine, Kewiña Kocha, K’omer Kocha y Yungas de Vandiola.

El POA

de la Gobernación para el próximo año considera el plan maestro del Valle Alto, tomando en cuenta la sequía que azota a la región y otras características de la zona.

“Es el valle más grande que tenemos, además, ahí hay 15 municipios. Es una de las regiones más pobladas y es la segunda región con capacidad industrial; por si fuera poco, es la próxima región Metropolitana”, manifestó De la Fuente, y añadió que es “clave” para los proyectos estratégicos.

La región Valles está conformada por los municipios de Capinota, Santiváñez, Arbieto, Tarata, Anzaldo, Sacabamba, Cliza, Toco, Tolata, San Benito, Villa Rivero, Tacachi, Cuchumuela, Punata y Arani.

PLAN TERRITORIAL

Por otro lado, la Gobernación, explicaron las autoridades, trabaja en el Plan Territorial de Desarrollo Integral para Vivir Bien (PTDI). De la Fuente dijo que deben estar puestas las líneas maestras, ya que este plan es quinquenal.

Bazoberry informó que el POA aprobado para el año siguiente es una aproximación al PTDI, que aún no está concluido.

“Entonces es posible que el POA se modifique, si es que surgen otras prioridades o hay consenso por alguna modificación dentro”.

La autoridad detalló que el Gobierno nacional todavía no lanzó una guía para el Plan Territorial y, por tanto, no existe una fecha de entrega. Se prevé que la instrucción sea comenzar en noviembre; sin embargo, la Gobernación cochabambina ya empezó a trabajar en este sentido en julio.

Sostuvo que el PTDI se desarrolla en paralelo con las 48 unidades administrativas de Cochabamba, que son 47 alcaldías y el territorio indígena de Raqaypampa. Se prevé un reformulado en febrero de 2022.

Considerando el plan quinquenal, el presupuesto plurianual proyectado para 2022 a 2025 asciende a 954.061.133 bolivianos, lo que ha sido elaborado con base en los techos presupuestarios remitidos por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, los mismos que son de carácter indicativo.