Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:18

18 incendios contaminan Cochabamba en dos meses; Gobernación y ABT capacitan municipios y activan Decreto

Desde la Autoridad de Fiscalización de Bosques y Tierras se busca capacitar a las unidades de gestión de riesgos, que trabajan en “primera línea” en cada municipio.
Funcionarios del municipio de Sacaba apagan un incendio. ARCHIVO
Funcionarios del municipio de Sacaba apagan un incendio. ARCHIVO
18 incendios contaminan Cochabamba en dos meses; Gobernación y ABT capacitan municipios y activan Decreto

Entre junio y julio del presente año, Cochabamba sufrió 18 incendios forestales en distintos municipios del territorio ocasionados, en su mayoría, por chaqueos.

La titular de la Secretaría de los Derechos de la Madre Tierra, Maricela Rodríguez, indicó que, desde la Gobernación de Cochabamba, en coordinación con la ABT (Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras), se viene trabajando en capacitaciones junto con todos los voluntarios y municipios en la prevención y el trabajo en “primera línea” frente a los incendios.

Rodríguez admite que la mayoría de los siniestros provienen de la “quema controlada” o chaqueo, pero que es muy difícil cortar esa práctica debido a que en muchos sectores es casi un aspecto “cultural”. “Lo que debemos hacer es educar”, afirma la responsable de dicha Secretaría.

La secretaria de Derechos de la Madre Tierra afirmó a OPINIÓN que en Cochabamba se aprobó la Ley Departamental 1010 (Ley de Gestión de Riesgos de Desastre de Cochabamba) que tiene de manera operativa una serie de capacitaciones en los municipios de riesgo, así como con voluntarios, bomberos y militares.

“Nosotros estamos trabajando en la capacitación, es lo más importante ya que tenemos voluntarios, al ejército, bomberos y trabajadores de las diferentes Unidades de Gestión de Riesgo, pero en algunos casos no están capacitados. No podemos enviar a gente sin el conocimiento a un incendio de gran magnitud”, explica Rodríguez a tiempo de afirmar que esta ley es única en el país.

Además, la Ley Departamental tiene la intención de que a través de la ABT se logre identificar a los responsables de los siniestros para establecer las investigaciones y sanciones correspondientes.

DATOS

Rodríguez puntualizó que el total de siniestros dejaron aproximadamente más de 600 hectáreas dañadas en los últimos dos meses.

El más grave ocurrió en Totora, ya que la magnitud del siniestro acabó con al menos 300 hectáreas de áreas verdes y para el cual se movilizó alrededor de 100 brigadistas durante dos días.

Al respecto, el coordinador nacional del Grupo Voluntario de Salvamento Bolivia (SAR), Bernardo Araníbar, dijo que los focos de calor se ven “todos los días” en el ramal de la cordillera norte del Parque Nacional Tunari, no solo en la parte forestal, sino también en la extensión que va desde Huacanqui hasta Sipe Sipe. Esa es una de las zonas más vulnerables.

Pese a la crítica situación y en vista del ingreso a una de las épocas más frías y secas del año, Rodríguez recalca que, en comparación del año pasado, se ha logrado bajar la incidencia de incendios en al menos un 70%.

“El año pasado para esta fecha, ya contabilizábamos alrededor de 100 incendios, ahora estamos bordeando los 20, el detalle es que iniciamos una época de sequía y un frente frío que puede agravar la situación de las quemas controladas si estas no cumplen los requerimientos o si se hacen en lugares no permitidos”, enfatizó Rodríguez.

SECTORES VULNERABLES

Desde la Gobernación afirman que todo el Eje Metropolitano es propenso a tener incendios. “En Sacaba, en Quillacollo y en Tiquipaya es donde más se han presentado los siniestros.”

Además, en municipios como Tiraque, Sipe Sipe, Arbieto, entre otros. El más crítico del año fue en Totora y Epizana.

VOLUNTARIOS

Existe alrededor de 200 voluntarios, además de funcionarios de gestión de riesgo de cada municipio y militares junto con la Policía Boliviana que coadyuvan y coordinan para sofocar cualquier incendio en las periferias de la ciudad.

Desde el SAR filial Cochabamba, el coordinador Alexander Antezana informa que actualmente existen 57 voluntarios que trabajan en diferentes hechos en la ciudad, pero que, en caso de incendios, se intenta movilizar a un mínimo de seis a diez miembros de la institución.

Además de esta institución, GEOS, Bear, bomberos y otros centros de voluntarios acuden a los llamados de emergencia en caso de incendios, en su mayoría en serranías.