Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 01 de marzo de 2021
  • Actualizado 17:40

1.500 familias están en riesgo si ocurre nueva riada en Tiquipaya

La Alcaldía ofreció viviendas en cuatro zonas alternativas del municipio, pero la propuesta fue rechazada. Indicaron que ahora no hay presupuesto para habilitar un albergue.
Viviendas que continúan en las riberas del río Taquiña, en Tiquipaya, a pesar de una posible nueva riada. NOÉ PORTUGAL
Viviendas que continúan en las riberas del río Taquiña, en Tiquipaya, a pesar de una posible nueva riada. NOÉ PORTUGAL
1.500 familias están en riesgo si ocurre nueva riada en Tiquipaya

Al menos 1500 familias viven a riesgo de muerte en Tiquipaya. Sus viviendas están próximas al río Taquiña que en los últimos años desató dos aluviones y embravece en temporada de lluvias.

El 6 de febrero de 2018 ocurrió la primera mazamorra que mató a cinco personas y dejó más de 100 casas afectadas; el fenómeno se repitió el mismo mes en 2020, aunque con consecuencias menores; y la semana pasada de este 2021, la amenaza volvió.

El jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Alcaldía de Tiquipaya, Roberto Campero, estimó que al menos 1500 familias están en riesgo si ocurre una nueva riada, debido a que sus propiedades están próximas a esa corriente natural de agua.

La Municipalidad estimó esta cifra con base en una propuesta de una nueva franja de seguridad para el río Taquiña que no se aplicó, debido a que implicaba la desocupación de esa cantidad de viviendas (1500).

Durante un recorrido por la ribera del río, OPINIÓN advirtió que las secuelas de las mazamorras persisten en algunas propiedades. Unas están derribadas, otras rajadas, sin muros o a medias. La gente, como si ya estuviera resignada a que volverá a ocurrir un aluvión, las habita así y no se anima a invertir en su refacción.

Según Campero, si bien hay 1500 propiedades en riesgo, todas “están dentro de los parámetros de la legalidad” porque no están dentro de la franja de seguridad establecida.

El problema es que esa longitud de franja ya es “insuficiente” para el río Taquiña y se requiere delimitar una nueva.

DETALLES

Tras los dos desastres en Tiquipaya, el de 2018 y 2019, supuestamente la Alcaldía de Tiquipaya propuso a las personas que habitan cerca del río que, por su seguridad, acepten una reubicación.

La UGR detalló que les propusieron cuatro lugares para trasladarlos, todos dentro del municipio. Según Campero, pretendían darles una superficie de terreno más una construcción ejecutada por la Agencia Estatal de Vivienda (AEV).

La propuesta fue rechazada porque la gente pedía “equidad”. Esto significa que, “si una persona ha perdido una propiedad de 500 metros cuadrados más un edificio de 100 mil dólares, quería que le devolvamos la suma de ambos”.

En criterio de la autoridad, no hay antecedentes de ese tipo de restituciones, por lo que se respetó la decisión y la Alcaldía de Tiquipaya empezó a ejecutar más obras de mitigación para que “cualquier desastre que se vaya a dar sea menos impactante para las familias”.

“Hemos hecho todo lo posible para garantizarles un lugar más seguro, pero las familias no piensan de la misma forma”, remarcó.

SITUACIÓN

El lunes, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, instruyó elaborar un plan de emergencia que, de ser necesario, contemple la habilitación de albergues para esas familias en riesgo.

La Alcaldía dijo que no tiene recursos para ejecutar esa medida, pero sí cuenta con un plan de contingencia para el río Taquiña que fue puesto en marcha a partir del martes 17 de enero.

Campero dijo que se realizará una evacuación solo si es urgente. El personal municipal hace un monitoreo constante.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad