Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:54

100 hectáreas secas en Alalay; Rocha también es angustioso

En ambos casos dependen de las lluvias. La laguna es un vaso regulador. El río recibe contaminación en diferentes puntos y municipios del Eje Metropolitano.
La contaminación evidente en el río Rocha. DICO SOLÍS
La contaminación evidente en el río Rocha. DICO SOLÍS
100 hectáreas secas en Alalay; Rocha también es angustioso

La laguna Alalay fue a fines de octubre víctima de uno de los peores incendios; todavía, tiene densa ceniza; además, su nivel de agua es bajo, hay más de 100 hectáreas secas y lo que recibe es líquido contaminado; huele a podrido. Similar olor emana el río Rocha, que atraviesa el Eje Metropolitano de Cochabamba; tiene aguas negras y basura.

Generan malestar a quienes pasan o viven en inmediaciones de estos cuerpos de agua que parecen ser alcantarillas abiertas.

En el caso de Alalay, la Alcaldía volvió a anunciar acciones de salvataje, como lo hicieron también las anteriores gestiones municipales. Sobre el río Rocha, enfatizaron que se debe tratar las soluciones en coordinación con la Gobernación.

ALALAY

El lunes, la Alcaldía desplegó personal del PLANE para realizar, de manera manual, la limpieza de microalgas en descomposición. El secretario de Planificación y Medio Ambiente, Mijail Mercado, informó que el alcalde Manfred reyes Villa instruyó un plan de salvataje de la laguna e incluso modificar planes operativos anuales (POA) para conseguirlo.

Este martes, el director de Medio Ambiente de la Alcaldía, Elvis Gutiérrez, explicó que la laguna Alalay es un vaso regulador totalmente dependiente de las lluvias.

“Si no llueve, no entra mucha agua (…). El agua que viene del río Maylanco (Sacaba) es totalmente contaminada (…). Esperemos que las lluvias que vengan sean generosas; y todavía que esperar que las primeras lluvias pasen para que mejore la calidad de agua”, describió.

Gutiérrez manifestó que ya coordinan con la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) los trabajos de dragado.

En la actualidad, los niveles de agua son bajos. Según la Municipalidad, hay sectores con 40, 60 y 80 centímetros de líquido.

El Director de Medio Ambiente dijo que hay más de 100 hectáreas secas. Sin embargo, esto permite un dragado en seco más factible. Por eso, evalúan la situación con la UMSS para presentar el plan al Comité de Recuperación Mantenimiento y Protección de la Laguna Alalay (Crempla).

Esta instancia, conformada por diferentes instituciones a la cabeza de las autoridades municipales, se reunirá en días próximos.

El trabajo manual de extracción de algas es un paliativo. Se prevé también la intervención con maquinaria.

EL ROCHA

Entretanto, como una alcantarilla de aguas servidas a cielo abierto, el río Rocha atraviesa los municipios del Eje Metropolitano, desde Sacaba hasta más allá de Sipe Sipe.

Solo en la ciudad de Cochabamba, el mal aspecto del Rocha trasciende por el mal olor en la zona norte central y hasta el sur de la ciudad, por el aeropuerto-

“Lastimosamente, el crecimiento no planificado no solamente del Cercado sino del lado le Sacaba, hace que el río Rocha sea un contaminante a cielo abierto”.

Dijo que las aguas en mal estado llegan desde Sacaba, por el río Maylanco. Además, a lo largo del afluente hay basura y animales muertos.

Aseguró que el tema no es solamente un problema parea resolverse en la ciudad de Cochabamba sino en todos los municipios del eje.

Descontaminar el río Rocha también es una promesa recurrente de las autoridades municipales y departamentales de diferentes gestiones.

Durante la primera quincena de septiembre. El alcalde Reyes Villa viajó a Estados Unidos para en busca de inversiones para la ciudad. A su retorno, informó que logró avances para proyectos en beneficio del río Rocha; sin embargo, restaban acciones de coordinación con el Gobierno central y con las alcaldías vecinas.

El Director de Medio Ambiente reconoció que hay barrios con expansión no planificada y alcantarillas desembocando en la serpiente negra.

“Hay que empezar a trabajar, dando soluciones a los problemas de fondo (…). Yo creo que ya ha pasado mucho tiempo para tomar ese tipo de acciones intermunicipales conjuntamente con la Gobernación; y no solamente está el río Rocha, sino también está La Tamborada”.

La autoridad manifestó que, considerando además que ya se concluyen las obras del corredor Quintanilla, se reúnen con el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) para asumir acciones incluidas acciones coercitivas.