Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 14:25

EN LA CÁRCEL DE EL ABRA

1 de cada 10 reclusos tiene VIH y 2 de cada 10 trastornos mentales

Los privados en el recinto de máxima seguridad de Cochabamba padecen además de diabetes e Infecciones de Transmisión Sexual. La sustancia más consumida es la marihuana. 
El Abra. Archivo
El Abra. Archivo
1 de cada 10 reclusos tiene VIH y 2 de cada 10 trastornos mentales

El Abra, la cárcel de máxima seguridad en Cochabamba alberga a 700 privados de libertad, todos varones, que se encuentran recluidos por diversos crímenes, ya sea con o sin sentencia. 

Entre los más comunes problemas de salud que aquejan a estas personas está el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), diabetes, trastornos mentales y la drogodependencia.

La directora del Régimen Penitenciario de Cochabamba, Pamela Suárez, precisó que el 10% de los internos son portadores de VIH y el 20 % padecen de trastornos mentales.

En relación al VIH, la mayoría de los portadores llegó al recinto con el virus. Se registraron dos casos de privados que lo adquirieron al interior de la cárcel y dos mujeres, parejas de los reclusos, que fueron transmitidas luego de tener la visita conyugal.

Según Suárez, los enfermos con VIH tienen acceso a los medicamentos sin restricciones y reciben el tratamiento de forma diaria.

Un informe realizado por la Defensoría del Pueblo en 2018  verificó que en  El Abra las personas con VIH, son atendidas de forma externa por el Centro Departamental de Vigilancia y Referencia (CDVIR), quienes les proveen de los medicamentos necesarios para tratar la enfermedad, y las que necesitan atención especial son tratadas de forma externa en el Complejo Hospitalario Viedma, donde les proveen de fármacos.

La Directora del Régimen Penitenciario reconoció que no existe un programa para evitar nuevas transmisiones del virus al interior de la cárcel que se da a través de jeringas infectadas o por la vía sexual.

La segunda enfermedad con mayor incidencia en el recinto son las ITS y, aunque no existe un recuento del número de privados que la tienen, reciben el tratamiento correspondiente.

Le sigue los reclusos con diabetes, la cual también es controlada a través de medicamentos y solo uno de los privados es insulinodependiente.

TRASTORNOS De los 700 privados, el 20% padece de trastornos mentales. La mayoría requiere de una atención psiquiátrica y otros de psicológica.

El gobernador del recinto, Juan Carlos Mérida, indicó que se cuenta con un psicólogo que atiende a los pacientes que requieran de este servicio, pero no un psiquiatra. Para ello, los pacientes deben ser derivados al centro San Juan de Dios ubicado en el kilómetro ocho de la avenida Blanco Galindo, pero el hacinamiento en las atenciones deriva en que los privados no puedan acudir a sus terapias.

“Estamos en las gestiones necesarias para dotar un ítem de un especialista psiquiatra para el recinto”, dijo Suárez.

Sobre este punto, el informe defensorial detalló lo siguiente: “Asimismo, se verificó la existencia de un gabinete psicológico, que se encuentra en el área de sanidad, en un ambiente privado de 3 x 3 metros, donde hay una mesa cuadrada y varias sillas para que el psicólogo pueda entrevistar a sus pacientes, no cuentan con historias clínicas, tampoco con un registro de pacientes que requieren de atención psiquiátrica, no se establece un horario de atención. Al momento de la verificación no se encontraba el psicólogo”.

Apuntes

Droga más consumida

La sustancia más controlada en el penal de El Abra es la marihuana, seguido de la cocaína. 

Nivel de vida

Durante la visita de este medio de comunicación no se permitió entrevistar a los privados de libertad. Sin embargo, anoticiados de la presencia gritaron que viven como “animales”, sin agua potable. 

Porcentaje

De los 700 reos, el 10% padece VIH- Sida. Otro 20% padece de trastornos mentales.