Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 00:05

1 de 7 municipios está listo para recibir agua de Misicuni

La empresa prevé el rebalse de la represa en un mes, gracias a la buena temporada de lluvias. Los conflictos por construcción de aducciones se redujeron a uno.

Pruebas en el tanque Número 1 para abastecer de agua potable de Misicuni a Colcapirhua y a los distritos 8 y 9 de la zona sur. NOÉ PORTUGAL
Pruebas en el tanque Número 1 para abastecer de agua potable de Misicuni a Colcapirhua y a los distritos 8 y 9 de la zona sur. NOÉ PORTUGAL
1 de 7 municipios está listo para recibir agua de Misicuni

Misicuni prevé entregar agua para el consumo humano a todo el Eje Metropolitano de Cochabamba, pero solo uno de los siete municipios que integran esta región tiene las condiciones para recibir el líquido elemento.

El presidente de Misicuni, Óscar Zelada, explicó que mandaron notas y visitaron a las autoridades municipales involucradas (alcaldes de Sacaba, Quillacollo, Cercado, Tiquipaya, Colcapirhua, Vinto y Sipe Sipe) para recomendarles que tengan sus redes listas para recibir “de la mejor manera” el líquido elemento.

No obstante, solo una de las siete municipalidades de la metrópoli planificó sus redes con anticipación: Sacaba.

Misicuni tiene la función de potabilizar el agua, transportarla a través de las aducciones y dejarla en los tanques; luego, es responsabilidad de los municipios ocuparse de las redes para hacer que este recurso llegue a todas las viviendas. 

Tomando en cuenta este orden de funciones, Sacaba proyectó hace al menos cuatro años poner sus redes de agua en buenas condiciones.

Zelada detalló que ese municipio relegó proyectos de pavimentado o de parques, para invertir en agua potable. 

Destinó más de 50 millones de bolivianos a la construcción de un sistema para recibir el líquido enviado desde Misicuni, de 36 kilómetros. De manera paralela, gestiona un financiamiento de al menos 80 millones de bolivianos para extenderla en 40 kilómetros más.

SITUACIÓN DEL RESTO

Zelada lamentó que el resto de los municipios de la región ni siquiera tengan inscritos proyectos de mejoras o renovación de redes de agua en sus planes operativos anuales de esta gestión. “Es una preocupación”, aseveró, considerando que es su responsabilidad.

Puntualizó que las condiciones son más críticas en Colcapirhua, por ejemplo, debido a que la Alcaldía reconoció que no tiene redes para distribuir el agua de Misicuni.

Tiquipaya está en la misma situación, aunque se conoce que está gestionando recursos económicos ante el Gobierno.

En la zona sur de Cochabamba es aún peor, porque hay mancomunidades que no tienen redes. Misicuni pidió al Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) que encare proyectos.

Si se cumplen los plazos establecidos, el líquido elemento podría llegar a los siete municipios en septiembre de 2022.

Reducen los conflictos por aducciones

Los conflictos sociales y administrativos que se generaron al intentar establecer la Aducción 1 de Misicuni eran al menos 10, pero en la última gestión se redujeron.

El presidente de Misicuni, Óscar Zelada, realizó las gestiones necesarias y, ahora, solo hay un lío de este tipo en la zona de Tiquipaya.

Por otro lado, destacó que el año pasado entró en funcionamiento la planta de tratamiento de agua potable, que es el “corazón” para la dotación de agua potable.

AGUA

En la actualidad, la represa de Misicuni está a más de 95% de su capacidad. Zelada estimó que hay al menos 166 millones de metros cúbicos de agua acumulados y la capacidad máxima es 180 millones.

Con esa cantidad de líquido almacenado, ratificó que Misicuni está en todas las condiciones para proveer agua para el consumo humano, de riego y generación de energía eléctrica.

En las próximas semanas es posible un rebalse, gracias a la buena temporada de lluvias.