Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 15 de septiembre de 2019
  • Actualizado 06:27

NOSOTRAS LAS NIÑAS Y NIÑOS

NOSOTRAS LAS NIÑAS Y NIÑOS

Para garantizar este derecho, se implementó el Defensor de Paciente.
Cuando tu mamá, papá o algún pariente tuyo acuden a un hospital público y reciben un trato deficiente o inadecuado por parte del personal del hospital, o que también sufran discriminación de alguna forma, e incluso, no le atiendan con preferencia por pertenecer a una población en situación de vulnerabilidad (niñas, niños, adolescentes, personas adultas mayores, personas con discapacidad, mujeres embarazadas), pueden acudir a la Oficina del Defensor del Paciente, en los hospitales Benigno Sánchez del municipio de Quillacollo, Manuel Ascencio Villarroel del municipio de Punata y México del municipio de Sacaba, además de los Defensores del Paciente Móvil que recorren todos los centros de salud en el departamento. Esta oficina defiende y promueve los derechos de las pacientes y los pacientes. Además el Defensor del Paciente puede acompañar  a los pacientes y sus familiares, para solucionar problemas de sus trámites administrativos dentro del hospital.
Estas oficinas buscan garantizar el ejercicio pleno del derecho a la salud, un derecho fundamental que está contemplado en la Constitución Política del Estado y que debe ser cumplido a cabalidad tal cual la Defensoría del Pueblo impulsa su cumplimiento, buscando prevenir y defender ante  la vulneración de derechos humanos, mediante una atención de calidad y calidez.