Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 19 de septiembre de 2019
  • Actualizado 07:16

Las ciudades de América Latina apuestan a ser más inteligentes

Las ciudades de América Latina apuestan a ser más inteligentes



Evitar un embotellamiento a través de un mensaje de texto o predecir lluvias torrenciales con 48 horas de anticipación. Éstas son algunas características que, de la mano de la tecnología, hacen a las ciudades cada vez "más inteligentes".

En diálogo con Infobae América, Guruduth Banavar (foto), vicepresidente y director de Tecnología de sector público de IBM, asegura que Río de Janeiro se presenta como la ciudad tecnológica "más avanzada de América Latina". 

Junto con el municipio de la ciudad, el departamento Smarter Cities de IBM inauguró en 2010 un centro de operaciones, el primero de este tipo en la región. ¿Cuál es la función de este centro? "Conectar información de 30 organismos públicos para dar respuesta rápida a eventos e incidentes en tiempo real", explica Banavar en su visita a Buenos Aires, donde dio una charla sobre software organizado. 

Los beneficios más importantes para los ciudadanos son llegar al trabajo más rápido, contar con electricidad y agua potable confiables, mayor seguridad en las calles y sistemas de salud integrados.

"La propuesta de IBM de ciudades inteligentes consiste en aprovechar los recursos y la información disponibles para transformar las ciudades y mejorar la calidad de vida sus habitantes", adhiere el especialista indio.  

A través de la telefonía móvil y de las redes sociales, los residentes acceden a los datos a través de los perfiles de Facebook y Twitter, donde se ofrecen actualizaciones sobre las condiciones del tiempo y tránsito, así como rutas alternativas de locomoción en días de eventos de convocación masiva.

Banavar, quien lideró el proyecto en Río, señala que convertir a la ciudad brasileña en una inteligente "demoró 18 meses y tuvo un costo gubernamental de US$ 14 millones".

En este caso, la motivación para que Río de Janeiro se convirtiera en una ciudad inteligente fueron las fuertes inundaciones que sufrió la urbe brasileña en abril de 2010, que provocaron la muerte de más de 100 personas a causa de los aludes.

La catástrofe llevó a las autoridades locales a buscar la forma de coordinar acciones más efectivas y prever este tipo de emergencia, explicó el ejecutivo.

Para dar respuesta a ello, el centro de operaciones puede prever cuánto lloverá en un temporal y, al a vez, decidir si activan los sistemas de alerta.  

La Copa del Mundo 2014 y los Juegos Olímpicos 2016 también son grandes motivaciones detrás de este avance. Al respecto, Banavar especifica que los dos grandes eventos que tienen de anfitriona a la nación sudamericana lleva a las autoridades a implementar este sistema en la red de transporte y otros sectores.

Según el experto, los Gobiernos acuden a esta tecnología en una primera instancia para "dar respuesta a un conflicto inicial, como puede ser seguridad o transporte, pero luego expanden la visión y apuestan a integrarla a todos los servicios".

El avance en la región

Si bien Río de Janeiro muestra su liderazgo en este tipo de tecnología, la empresa está involucrada con más de 2.000 proyectos alrededor del mundo para mejorar los sistemas de seguridad, transporte y servicios públicos de las ciudades. "Ya estamos trabajando en países como la Argentina, Perú, Colombia, México y Chile para incorporar herramientas inteligentes a sus urbes", anticipa.

La empresa ya lleva implementados varios centros de control en los Estados Unidos, como el desarrollado con la Policía de Nueva York para bajar el nivel de criminalidad.

También puso en marcha un sistema inteligente para reducir atascos de tráfico en la ciudad sueca de Estocolmo. La inciativa llevó a que más de 40.000 usuarios por día utilicen el transporte público.

La alemana Siemens es otra de las compañías que apuestan su tecnología para la generación de ciudades inteligentes. Según datos de la empresa, la Unión Europea perdió más de 100 millones de euros por año por inconvenientes en el tránsito.

Se espera que el sector que suministra sistemas inteligentes a las ciudades alcance los US$ 57.000 millones en 2014. Por su parte, IBM estima ganancias de US$ 10 millones con su unidad Smarter Planet, que incluye el negocio Smarter Cities.