Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 06:48

Uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso u obesidad en Bolivia

Uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso u obesidad en Bolivia

En el país, uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso y obesidad, esto significa el 25 por ciento de la población infantil. Las regiones que registran los mayores casos son las del eje troncal: La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. Se recomienda que los infantes dejen de ingerir comida chatarra y tengan más actividad física.

La información fue proporcionada por el Programa Nacional de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud. El responsable de este programa, Absalón Pacheco, en entrevista con Oxígeno aseguró que estos casos van en aumento por la mala alimentación que tienen los menores y el sedentarismo.

Por su parte, la epidemióloga del programa, Sdenka Maury, explicó que hasta el 2007 se tenía los datos de que “uno de cada siete niños tenían algún grado de sobrepeso y obesidad en Bolivia”. En los últimos cinco años los casos han ido en aumento y ahora uno de cada cuatro menores presenta el problema.

En todo el 2010, el Programa registró 35.315 casos de sobrepeso, mientras que hasta agosto de 2011 se anotaron 35.614. Entre enero y agosto de 2011 los departamentos con mayor número de casos fueron: La Paz con 12.103, Cochabamba con 8.381 y Santa Cruz con 5.478.

Las causas

Los casos se concentran en las capitales del eje central, no sólo por la cantidad de población, sino porque siendo metrópolis tienen más oferta de comida chatarra. Pero hay otras razones para el sobrepeso infantil

Por las condiciones económicas, no sólo de Bolivia sino de toda la región; ambos padres, papá y mamá, deber trabajar por lo que se descuida la alimentación de los niños y la actividad física. Muchos padres de familia dejan a sus hijos todo el día con juegos electrónicos y esta situación provoca la disminución del ejercio que deberían hacer los pequeños, por lo que se vuelven sedentarios.

Otro factor, según Maury, es que “las mamás como ya no tiene el tiempo de cocinar, de tener una alimentación más balanceada como antes, recurren a la solución más fácil que es comprar una salchipapa, un pollo frito o una hamburguesa; entonces esos hábitos alimentarios más la falta de actividad física de los niños está siendo que la obesidad aumente”.

Según la epidemióloga si los dos papás son obesos hay un 75 por ciento de probabilidad de que los hijos también sean obesos, por las conductas y por la predisposición que incluso ya es genética. Si uno de los papás es obeso y el otro no, el niño tiene el 50 por cieno de probabilidad de ser obeso.

Aumentan muertes por enfermedades crónicas

La obesidad es considerada parte de las enfermedades crónicas porque es un “factor de riesgo” y es la que determina la aparición de gran parte de enfermedades no transmisibles como la diabetes y problemas cardíacos. Es un problema social porque determina que los niños empiecen a tener enfermedades de  adultos, como los problemas cardiacos.

“Se ha visto que el 60 por ciento de la población muere por enfermedades crónicas, diabetes problemas cardiacos, por eso hay aumento de muertes súbitas por problemas cardiacos y el cáncer”, declaró Maury.

Según la epidemióloga entre la diabetes, problemas cardiacos y cáncer, “donde está presente la obesidad como el principal factos de riesgo”, el sobrepeso causa el 60 por ciento de la muertes a nivel mundial y en el país.

///