Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 24 de septiembre de 2022
  • Actualizado 14:12

Trabajo para generaciones del ayer y hoy

Trabajo para generaciones del ayer y hoy



Simón Zambrana

62 años

40 aÑOS DE ANTIGÜEDAD

Llegó a Ceramil en junio de 1977. Ese entonces, según contó, la empresa era privada y las condiciones laborales no eran de las mejores, “daba mucha pena”. Sin embargo, desde que COBOCE adquirió Ceramil, la ladrillera está en continua transformación. Gracias a que su fuente laboral es digna, ahora todos sus hijos son profesionales. En retribución, Simón Zambrana es un trabajador ejemplar en la fábrica.

Walter Soto

24 años



Hace TRES AÑOS EN LA EMPRESA

Inició en COBOCE Ceramil con un contrato temporal. Dijo que durante ese lapso, se esmeró mucho para hacer bien las tareas que le daban. Es así que, tiempo después, logró un contrato indefinido y ahora está muy agradecido con COBOCE por haberle dado un trabajo que le permite mantener dignamente a su familia. Pese a su corta edad, es parte de la directiva del Sindicato. Ocupa el cargo de secretario de Deportes.

Romualdo Claros

60 años



38 AÑOS DE aporte

En sus inicios, cuando Ceramil era privada, Romualdo señaló que “se rompían el lomo”. “Éramos siete trabajadores que hacíamos ladrillos desde las 6 de la mañana hasta las 11 de la noche”. Señaló que la vida de los obreros empezó a cambiar cuando COBOCE asumió la responsabilidad de la fábrica y automatizó ciertos procesos. A lo largo de los 38 años que trabaja en Ceramil, pasó por diferentes secciones.