Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

PROFESIONALES/// UN INGENIERO QUÍMICO Y UNO MECÁNICO GUÍAN LA OBRA.

Los mentores del megaproyecto ladrillero

Los mentores del megaproyecto ladrillero



Recorrió desde Argentina hasta Arabia Saudita haciendo lo que mejor sabe: construir fábricas de ladrillos; ahora está en Cochabamba. Se trata del ingeniero mecánico español Manuel Sastre Rueda, que es jefe del proyecto que se emplaza para COBOCE Ceramil en Santiváñez (a 25 kilómetros de Cochabamba).

Sastre Rueda, respaldado por el gerente de COBOCE Ceramil, Guido Luna Pizarro, son los dos profesionales que, desde hace aproximadamente un par de años, guían la edificación de la fábrica de ladrillos más moderna de Bolivia.

El primero es ingeniero mecánico y el segundo ingeniero químico, profesiones que engranan a la perfección en el proceso de desarrollo de la ladrillera Ceramil.

TRAYECTORIA Los dos ingenieros tienen amplia trayectoria en el rubro.

Manuel Sastre, por ejemplo, incursionó en la construcción de máquinas y equipos para las industrias en Agemac, una multinacional española que lo llevó a recorrer el mundo haciendo el montaje de ladrilleras.

Contó que llegó a Argentina, Venezuela, Estados Unidos, Australia, Arabia Saudita, África, Cuba, Colombia, China entre otros.

Sastre es muy cotizado en esos países debido a que “en el mundo hay únicamente unas siete empresas que se dedican a hacer fábricas completas de ladrillos”. Agemac es una de ellas.

Sastre también perteneció, por al menos 15 años, a los talleres españoles de Felipe Verdés, que fabrica y comercializa maquinaria e instalaciones para la producción de ladrillos, tejas y otros productos hechos con cerámica.

Toda esa experiencia que Sastre recogió a lo largo de sus más de 50 años de trayectoria profesional está depositada actualmente en la construcción de la nueva fábrica de COBOCE Ceramil, en Santiváñez.

SITUACIÓN Sastre está hace siete años en Bolivia y trabaja en coordinación con COBOCE Ceramil hace dos.

Sus conocimientos, sumados a los del gerente de COBOCE Ceramil, están logrando, hasta ahora, que el proceso de construcción de la fábrica marche “a la perfección”.

Pese a que Luna Pizarro debe cumplir con sus funciones gerenciales en la planta de ladrillos que está en la avenida Blanco Galindo (a la altura del kilómetro 6.5), sigue de cerca el proceso de construcción de la obra en Santiváñez. Él estuvo a cargo del diseño minimalista de las oficinas que tendrá COBOCE Ceramil en el Parque Industrial, por ejemplo.

OBJETIVO Luna Pizarro indicó que el reto que COBOCE Ceramil se planteó en esta gestión es consolidar la fábrica de ladrillos más grande del país y ampliar su mercado hasta el exterior.

Ese propósito está a unos meses de consolidarse, debido a que la fábrica presenta un 60 por ciento de avance físico.

Maquinaria de punta

Parte de los equipos se usará en el proceso de implementación de la fábrica de ladrillos de COBOCE Ceramil, en Santiváñez, proviene de la compañía española Felipe Verdés.

Verdés tiene más de 100 años de liderazgo en el sector cerámico mundial. 80 del total se especializó en la extrusión de arcilla, que consiste en la fase de moldeo de la materia prima para obtener producto con la forma deseada.

El horno de Ceramil está FABRICADO POR UNA ESPAÑOLA



SE TRATA DE DILLERS KILNS

El horno que se instalará en la fábrica de ladrillo de COBOCE Ceramil está hecho por la empresa española llamada Dillers Kilns. La compañía desarrolló ese tipo de equipos para empresas de España, Dinamarca, Inglaterra, Francia, Holanda, Irlanda, Malasia, México, Portugal, Sudáfrica, Suecia, Tailandia, Estados Unidos y Venezuela.

Equipceramic ENCVI Ó EL SECADERO DESDE EUROPA



EXPERIENCIA

DESDE 1998

La empresa Equipceramic desarrolló uno de los sectores más importes de la fábrica de ladrillos de COBOCE Ceramil, el secadero.

El equipo que proveerá a Ceramil tiene cuatro puertas y estará perfectamente aislado del exterior, de manera que no emanará gases contaminantes al medio ambiente.

La entidad española surgió en 1998 y tiene la última tecnología en hornos de cocción de piezas de arcilla y cerámicas.