Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:53

LOS ALCALDES YA PLANIFICAN EL DESTINO DE LOS RECURSOS QUE LES SERÁN ASIGNADOS. AUTORIDADES DE COLOMI Y QUILLACOLLO DESCRIBEN LOS PRINCIPALES CAMBIOS EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

Se prevé que varios municipios casi duplicarán su población

Se prevé que varios municipios casi duplicarán su población



La expectativa de las autoridades municipales coincide en la posibilidad de duplicar e incluso triplicar población y recursos económicos para los próximos 10 años en sus municipios. La migración desde zonas andinas del país, así como el retorno de residentes bolivianos en el exterior son factores que pueden determinar este incremento.

“Según el Censo de 2001 éramos 17 mil habitantes, ahora seguramente vamos a sobrepasar los 40 mil”, fueron las palabras del alcalde de Colomi, Abdon Jiménez.

La autoridad anticipa sus proyecciones señalando que la mayor inversión a realizarse en su municipio será para potenciar la producción agrícola y posicionar la imagen de Colomi como el “mayor y mejor” productor de papa, haba y locoto, según las palabras de Jiménez.

Prudencio Alvarado, dirigente del sindicato Qollpaña de Sacaba, señala que en los últimos diez años, la fortaleza de su región se basa en la capacitación y especialización en el trabajo agrícola.

QUILLACOLLO “La primera expectativa que tenemos es superar los 230 mil habitantes”, fueron las palabras del alcalde del municipio de Quillacollo, Charles Becerra, explicando que el año 2001 la población estimada era de 150 mil.

Las autoridades movilizaron brigadas para verificar que todas sus zonas sean cubiertas por los empadronadores. “Hicimos algunas observaciones al INE sobre la falta de boletas, porque no queremos que nadie quede sin ser censado”, dijo Becerra.

Para Quillacollo el mayor cambio en los últimos diez años es el incremento poblacional. “La población ha crecido de manera frenética, y esto hace que la cobertura de servicios básicos supere nuestra capacidad”, acotó.

Según Becerra, esta situación le ha significado que varios municipios vecinos pretendan aumentar el número de su población absorbiendo a las nuevas poblaciones asentadas en las zonas limítrofes de su jurisdicción.

Otro de los destinos para los recursos, está proyectado en el ordenamiento y prestación de servicios adecuados al sector industrial.