Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 12:21

EL MANDATARIO DIJO QUE EL CENSO FUE UN ÉXITO Y FELICITÓ A LA POBLACIÓN BOLIVIANA POR LA DISCIPLINA Y CIVISMO DEMOSTRADO Y ANUNCIÓ SORPRESAS TRAS LA CONSULTA

El Presidente espera superar los 11 millones de habitantes

El Presidente espera superar los 11 millones de habitantes



El presidente Evo Morales destacó anoche la disciplina del pueblo boliviano y el aporte de los jóvenes en el Censo de Población y Vivienda 2012.

Comentó que la expectativa es superar los 11 millones de habitantes.

"El censo fue todo un éxito por la disciplina del pueblo boliviano y la participación de nuestros jóvenes, eso no estaba en los cálculos del Gobierno. Me ha sorprendido la participación de la juventud", dijo en conferencia de prensa en la residencial presidencial del barrio paceño de San Jorge.

Explicó que unas 251.000 personas entre civiles y uniformados participaron de la jornada nacional del censo.

El presidente Morales reiteró que los resultados del censo serán importantes para elaborar la agenda patriótica del bicentenario que se celebrará en 2025.

El Censo de 2001 estableció una población de 8,3 millones de habitantes.

El presidente Morales confirmó que el censo no se realizó ayer en Tablas Monte porque sus pobladores no aceptaron las boletas censales del municipio cochabambino de Colomi.

También confirmó que hubo problemas en Sachiri, cuyos pobladores rechazaron boletas de los municipios potosinos de Colquechaca o Pocoata.

Morales recordó que en el área rural existen dos días más para el censo por lo que entre hoy y viernes proseguirá en Tablas Monte (Cochabamba) y Sachiri.

SORPRESAS El Presidente anticipó que los resultados que arroje esa encuesta nacional permitirán planificar de manera soberana el desarrollo de Bolivia.

El Jefe de Estado, quien se hizo censar solo sin familiares en la residencia presidencial de la zona de San Jorge, aseguró que este censo es el primero del Estado Plurinacional y estuvo organizado con la participación de los gobiernos departamentales, municipales y los movimientos sociales.

“El único objetivo del censo es planificar de manera soberana y digna, tener radiografía para bien de todos los bolivianos, unos datos que sean fundamentalmente para planificar el desarrollo del pueblo boliviano”, afirmó Morales.

Anticipó que el censo traerá “sorpresas”, principalmente en el número de la población boliviana, como también en el tema de vivienda, entre otros.

Adelantó que después de la encuesta nacional habrá la necesidad de crear nuevos municipios sobre todo en la Amazonia y se verificará el incremento del número de ciudades intermedias, que en la actualidad son 60.

Consideró que la disputa que se produjo por los límites, en días anteriores al verificativo, por acaparar el mayor número de habitantes, demuestra la importancia del proceso censal. Además ratificó que el empadronamiento no resolverá los conflictos limítrofes.

Otro punto de conflicto fue el municipio de Chimoré (Cochabamba) donde aparecieron cinco comunidades, aspecto que no fue contemplado ni por la federación de productores de coca ni la Alcaldía de Chimoré.