Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 13:39

PACIENTES EN HOSPITALES, REOS, CONSCRIPTOS Y PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE AYER FUERON CENSADOS.

En la llajta se vivió una jornada de convivencia familiar

En la llajta se vivió una jornada de convivencia familiar



Calles desiertas, mercados, centros comerciales y tiendas de barrio cerradas, marcaron la jornada que se vivió ayer en Cochabamba por el Censo 2012 en horas de la mañana. En la tarde las avenidas se transformaron en parques infantiles y canchas de fútbol, principalmente al sur de la ciudad.

Los empadronadores comenzaron a visitar los domicilios a las 7.00 de la mañana. En las oficinas censales ultimaban los detalles y se aclaraban las dudas de los encuestadores, la mayoría de ellos adolescentes.

En muchos casos una piedra o un asiento en la acera sirvieron para la entrevista a los habitantes de las viviendas. En otros casos los empadronadores fueron atendidos de pie en la puerta de sus domicilios.

Las familias aprovecharon el día para realizar trabajos de refacción y arreglos en sus domicilios, sus jardines y sus aceras. En muchos casos a modo de espera.

En los condominios los porteros informaron a los propietarios sobre la llegada de los empadronadores para que sean atendidos por todas las familias. Por ejemplo en el edificio Torre Caba en la zona noroeste de la ciudad participaron dos empadronadores para 21 departamentos.

Según información ofrecida por responsables del Instituto Nacional de Estadística (INE) un empadronador era responsable de un manzano y en el caso de los condominios habitacionales un empadronador por 20 departamentos.

VIVIENDAS COLECTIVAS Los privados de libertad y las personas internadas en los hospitales también fueron censadas. Los encuestadores del INE llegaron ayer en la mañana a los hospitales Cochabamba y Viedma para empadronar a los pacientes.

En el Hospital Cochabamba además de las mamás también fueron censados cuatro bebés que nacieron el martes.

Los responsables del INE informaron que el personal de salud debía asumir la responsabilidad de encuestar a los pacientes pero ni los médicos ni las enfermeras se hicieron cargo de las entrevistas, fueron los empadronadores del INE.

En el caso de los penales los reos fueron capacitados para el censo y ayer cumplieron el empadronamiento, según las autoridades carcelarias, porque no se permitió el ingreso de los medios de comunicación.

En las unidades militares el empadronamiento comenzó temprano. Personal castrense fue responsable de realizar la actividad. En el Centro de Instrucción de Tropas Especiales (CITE) 320 conscriptos fueron censados por los oficiales.

Una de las zonas donde hubo dificultades, fue en Pacata, el empadronamiento comenzó con demora por falta de material. Las boletas fueron distribuidas casi al medio día.

Los vecinos de esa zona criticaron la “mala organización del INE”. Los encuestadores, argumentaron que el material no fue enviado a tiempo, de La Paz.

NIÑOS DE LA CALLE Los niños y adolescentes que viven en situación de calle y las personas indigentes fueron censadas ayer a primeras horas de la mañana por los responsables de área. En la Coronilla fueron entrevistados cerca de veinte personas y en el puente de Quillacollo otro grupo similar. Policías acompañaron a los empadronadores.

Datos.

Nacimientos

Ayer nacieron nueve bebés en los maternológicos Germán Urquidi y Cochabamba. Sin embargo solo los niños nacidos hasta el martes fueron registrados en el Censo 2012.

Fallecimientos

En la jornada del censo, fallecieron (por muerte natural) seis personas, según datos oficiales del INE.

Género

Los datos del Censo 2001 reflejan que en el país había una población femenina mayoritaria: el 50.8 por ciento y los varones el 49.20 por ciento .

Jóvenes

La responsable del Censo 2012, Teresa Polo, señaló que un grupo social que incrementará en número es el de los jóvenes en edad productiva.

La profesional destacó la necesidad de contar con datos actuales y precisos para plantear políticas que respondan también a este grupo social.

Encuestadores destacan la cordialidad y participación de los vecinos 

 A medias y en muchos casos de par en par, los cochabambinos abrieron sus puertas y hogares para recibir a los empadronadores del Censo 2012, que ayer dieron inicio a su jornada, apenas amaneció.

Las preguntas y respuestas llegaron, como se requiere en un proceso de este tipo, sistematizadas en la compleja boleta de 20 páginas, lo imprevisto hasta ese momento, era la reacción de los empadronados. La tarea deja también en los encuestadores variadas sensaciones y opiniones sobre el censo que marca el perfil de la nueva Bolivia.

"Tengo 101 años, en serio joven tengo 101", es una de las respuestas que recibió Magnibens un empadronador. "Me quedé sorprendido, fue increíble encuestar a una persona tan mayor, el señor vive solo y me abrió la puerta caminando solito y me respondió todo sin problemas", relató emocionado el joven de 17 años, que trabajó cerca a la plaza Corazonistas.

"En varias casas me reclamaron por el uso del lápiz, una señora me dijo que tiene miedo que después se pueda borrar y cambiar sus respuestas", comentó Mauricio,en el centro de Quillacollo.

"Algunas personas se molestaron cuando les pregunte su nombre. Un señor, me advirtió y me dijo, no me preguntes mi nombres, porque sino cierro la puerta, pero después todo bien", dijo Carminia, en el kilómetro 1 de la avenida Blanco Galindo. En todo caso, no era obligatorio dar el nombre, al punto que en la boleta no existe una casilla determinada para este dato, que simplemente fue anotado en el margen superior de la primera página.

Pese a todo, los empadronadores resaltaron la solidaridad y participación masiva de la población. Muchas familias esperaron con las puertas abiertas, una mesa y un par de sillas listas. "Casi en todas las casas nos invitaron refresco, y en una casa también me invitaron comida", relató Fernando, en la avenida Ramón Rivero. En gran parte de las zonas urbanas, el empadronamiento concluyó pasado el medio día.