Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

INSTITUCIONES TOMARON PREVISIONES ESTE AÑO. EL CORSO DE CORSOS SE DESARROLLÓ CON TRANQUILIDAD. LA PLANIFICACIÓN DE ESTRATEGIAS PERMITIÓ QUE SE DISFRUTE LA FESTIVIDAD.

Mejoras, más orden y control durante la entrada

Mejoras, más orden y control durante la entrada



A pesar de la cantidad de gente que asistió a la entrada del Corso de Corsos, la organización de este año evidenció una planificación integral de la Alcaldía con las fuerzas policiales y otras instituciones para mejorar la seguridad en el evento.

Más de 1.000 funcionarios del gobierno municipal cooperaron en la logística y orden público durante la entrada.

Los efectivos policiales controlaron el tráfico de las personas por el interior de las vallas de circulación.

Si bien estas no fueron colocadas en todo el trayecto, fueron de gran ayuda y evitaron la usual aglomeración de comerciantes y el asentamiento de particulares en aceras.

Cada comparsa utilizó pirotecnia y bebió agua embolsada, los espectadores, por su parte, consumieron alimentos en envases desechables, por lo que la producción de basura se incrementó en la fecha.

La limpieza del recorrido estuvo a cargo de la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa (Emavra).

Personal de la empresa se ocupó de la constante limpieza del área para facilitar el paso de los bailarines y buen estado del espacio público.

El extravío de menores fue un tema clave en cuanto a prevención para este Corso pues se entregaron 15.000 manillas de diferentes colores. Fueron distribuidas gratuitamente por la Defensoría de la Niñez y Adolescencia con la ayuda de algunos efectivos policiales para evitar la pérdida de menores.

Cada manilla llevó el nombre del menor además del de sus padres y número de contacto. Los colores de las mismas fueron establecidos de acuerdo a zonas diferenciadas del recorrido.

Los pasos peatonales fueron controlados por la Policía. La señalización de los mismos facilitó su identificación y uso.

3.000 efectivos policiales controlaron el orden público e hicieron respetar el cumplimiento de la Ley 259 mediante la prohibición del expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

Comparsas como de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), repartieron material de concientización en contra de la violencia a la mujer mientras coreaban una canción con el mismo mensaje.

Las campañas de prevención de enfermedades de transmisión sexual se encargaron de repartir material informativo y preservativos a grupos de jóvenes presentes.

1 Trabajo evitó altercados de magnitud.

La estrategia de cada institución para el apoyo y garantía del Carnaval de la Integración logró que la festividad se desarrolle con tranquilidad.

El Carnaval cochabambino de este año fue un ejemplo del trabajo organizado y la cooperación de la población.