Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 14 de agosto de 2022
  • Actualizado 21:09

Historia del Himno Nacional de Bolivia

Historia del Himno Nacional de Bolivia

Autores

Letra:

Dr. José Ignacio de Sanjinés, autor de la letra del Himno Nacional, jurisconsulto, legislador y poeta, nació en Chuquisaca en el año 1786 y murió en Sucre el 15 de agosto de 1864.

Música:

Leopoldo Benedetto Vincenti, nació en Roma, cursó estudios en el conservatorio de París, fue contratado por el almirante Du Thus, para que los acompañara en su segundo viaje alrededor del mundo. Pasó por Chile y luego fue traído por el presidente Ballivián a Bolivia quedándose a vivir en la ciudad de La Paz donde se casó con una dama boliviana. Años después regresó a su país y murió.

El 18 de noviembre de 1845, en oportunidad de celebrarse el cuarto aniversario de la "Batalla de Ingavi", fue inaugurado el Teatro Municipal con el estreno de la "Canción Patriótica", hoy Himno Nacional.

El general José Ballivián advirtió la falta de una canción patriótica; la República no tenía un himno, pues las pequeñas bandas del Ejército ejecutaban piezas populares o repetían las marchas de los ejércitos españoles, pero ninguna alcanzaba a conquistar el fervor popular.

Fue en esas circunstancias que Ballivián tuvo conocimiento de la visita a Chile del prestigioso maestro y compositor Leopoldo Benedetto Vincenti a quien invitó para componer, bajo contrato, la música del Himno Nacional.

Vincenti llegó a La Paz en septiembre de 1845 y encontró a las bandas musicales en un estado calamitoso, según se pudo establecer en sus cartas familiares. Su trabajo fue agotador, muchas veces se acostaba vestido para ir de madrugada a los cuarteles.

Los ensayos fueron largos y apremiantes. Vincenti rechazaba un texto y otro, fue entonces que el Dr. José Ignacio Sanjinés, abogado y poeta, le presentó los inspirados versos del que hoy es el Himno Nacional de Bolivia, redactados originariamente en español.

La mañana del 18 de noviembre de ese mismo año se realizó un importante Te-Deum en la catedral de la plaza Murillo, frente al Palacio de Gobierno a las 12:00 del día, la expectativa era general, las bandas militares de los Batallones 5to, 6to y 8vo hicieron escuchar, por primera vez, los vibrantes acordes de la Canción Patriótica.

Esa misma noche se estrenó el Himno Nacional en el flamante Teatro Municipal, en un interesante programa de carácter lírico-musical al que asistieron: el presidente de la República, Gral. José Ballivián, con su gabinete, autoridades prefecturales, municipales y público congregado.

El nuevo teatro estaba colmado, la canción se interpretó en su integridad, el coro emocionó a Vincenti y a sus ojos asomaron lágrimas. Los primeros versos para el maestro italiano son sublimes y tienen una belleza que eriza los cabellos y enciende fuego en las venas".

"Bolivianos el hado propicio coronó nuestros votos y anhelo. Es ya libre, ya libre este suelo ya cesó su servil condición".

La concurrencia se deshizo en aplausos. Las exclamaciones de júbilo premiaron la brillante actuación coral. Hubo lágrimas y una honda emoción se apoderó de todos los personeros del Gobierno, el mismo héroe de Ingavi, el presidente Ballivián felicitó efusivamente a los autores del Himno Nacional.

En el gobierno del general Manuel Isidoro Belzu, en 1851 mediante Decreto Supremo se oficializó el Himno Nacional de Bolivia y se mandó a imprimir para que fuera distribuido en las escuelas que, desde entonces, se ejecuta y entona en todos los actos oficiales escolares.

Ésta es, en síntesis, la historia de uno de los símbolos cívicos más importantes del Estado Plurinacional de Bolivia.