Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 09:46

EL MEXICANO CARLOS SANTANA, SHAKIRA Y OTROS ARTISTAS DESLUMBRARON EN LA CEREMONIA DE CLAUSURA DE BRASIL, EN RÍO DE JANEIRO

Un cierre de lujo en el Maracaná

Un cierre de lujo en el Maracaná



Shakira levantó ayer el estadio Maracaná de Río de Janeiro en la fiesta de clausura del Mundial, antes del partido entre Alemania y Argentina, que tuvo a la samba como gran protagonista.

El “la, la, la”, estribillo de la canción “Dare” de la cantante colombiana, causó un bramido en las gradas del estadio, que estaba a media capacidad cuando Shakira hizo irrupción en el escenario, en el centro de una inmensa bandera brasileña tendida sobre el césped.

El resto de la ceremonia, de 18 minutos de duración, tuvo cierta acogida entre los hinchas brasileños, pero no así entre los argentinos y alemanes que copaban las tribunas y recibieron con cierta frialdad las coreografías de los bailarines de samba.

Luego irrumpió el cantante brasileño Carinhos Brown, en traje negro y con una cresta de plumas brillantes, negras y blancas, para dar entrada y acompañar a Shakira, quien, vestida de rojo, se hizo la reina de la fiesta tocando los bongos y con sus bailes de movimientos entrecortados.

El rapero Wyclef Jean, el guitarrista mexicano Carlos Santana y el cantante brasileño Alexandre Pires interpretaron otro de los temas del Mundial, “Dar Um Jeito - We Will Find a Way”, en medio de coreografías.