Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:35

CRISTIANO RONALDO, IKER CASILLAS, PEPE Y GERRARD BRINDARON UN ESPECTÁCULO POBRE Y SE FUERON DE LA COPA CON SABOR A NADA

Más que estrellas, estrellados

Más que estrellas, estrellados



Esperar cuatro largos años para luego pasar sin pena ni gloria, dejando, apenas, un sabor a nada en la boca de los miles de simpatizantes que aguardaron verlos en acción. Ese fue el caso de las estrellas máximas del fútbol que se estrellaron bruscamente cuando se abrió el telón de Brasil 2014.

La figura del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, el portero español Iker Casillas, Jordi Alba y Pepe son algunos de los que prometían buenas sorpresas, pero que al final solo ofrecieron un espectáculo pobre y muy distante al que acostumbraban a mostrar en sus equipos de renombre.

CR7 fue, tal vez, la mayor decepción. El portugués anotó solo un gol en su selección y tuvo que hacer sus maletas en la primera fase de la Copa. Cabizbajo, Ronaldo fue el primero en despedirse del Mundial. Pepe, su compañero de equipo, tampoco pudo brillar.

Casillas fue humillado como nunca antes. La selección española se eliminó en la fase de grupos y su portero no evitó el desastre. En el partido ante Holanda, se lo vio gateando ante la figura de Robben. El italiano Mario Balotelli, del Milan, solo anotó un gol y también se fue de Brasil en la fase de grupos.

El brasileño Fred se encargó de recoger todas las críticas. No solo no brilló, sino que además tuvo una actuación muy poco deseable para los expertos del fútbol, que no dudaron en reprobar su presencia como titular en la canarinha. Los ingleses Steven Gerrard y Rooney naufragaron con su conjunto.