Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 20:53

ENTRE LOS EXFUTBOLISTAS ESTUVIERON PUYOL, CANNAVARO, VIERI, MATERAZZI, MATTHAUS, PASSARELA Y LOS BRASILEÑOS ZICO Y PELÉ

Diez jefes de Estado en la gran final

Diez jefes de Estado en la gran final



Diez jefes de Estado y de Gobierno acudieron ayer a la final del Mundial, entre Alemania y Argentina, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, al lado de una nutrida delegación de deportistas, artistas y modelos.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, encargada de entregar el trofeo al campeón, estuvo acompañada en el palco de honor de mandatarios de Alemania, Sudáfrica, Rusia, Antigua y Barbuda, Gabón, Hungría, Namibia y Trinidad y Tobago, según confirmó ayer la FIFA.

Alemania cuenta con una delegación al más alto nivel encabezada por la canciller Angela Merkel, y el presidente Joachim Gauck, que viajaron a Río acompañados de una delegación de políticos de todo el espectro parlamentario para ver a la selección de Joachim Low luchando por el título.

Argentina, el otro finalista, sin ningún alto cargo del Gobierno en Río, estuvo representada por su embajador en Brasil, Luis María Kreckler, por el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, y el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein.

Entre los dignatarios extranjeros, estuvieron el presidente ruso, Vladímir Putin, y el sudafricano, Jacob Zuma.

También estuvieron presentes el presidente gabonés, Ali Bongo Ondimba, y los primeros ministros de Hungría, Victor Orbán; Antigua y Barbuda, Gaston Browne; Namibia, Hage Geingob; y Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar.

Antes de la final, Rousseff ofreció un almuerzo a los jefes de Estado en el palacio Guanabara, sede del Gobierno regional de Río de Janeiro.